Aunque no existe en la base del Centro de Producción de Programas Informativos Especiales (Cepropie), el expresidente Felipe Calderón grabó un video de despedida para su familia luego de que el crimen organizado amenazara con derribar el avión presidencial en el 2007, unos meses después de que tomara posesión.

Fuentes de la Presidencia de la República confirmaron que el video lo grabó el exmandatario, con un testigo: Aitza Aguilar, secretaria particular de Calderón, y una de sus más cercanas colaboradoras.

Cuando personal del Cepropie elaboró su inventario al término de la administración pasada faltaba una cinta: la que se había quedado el entonces Mandatario.

Fue Aitza Aguilar quien firmó un documento en el que se absolvió la cinta faltante en el Cepropie, instancia que en solicitudes de responde que el video es inexistente.

De acuerdo con su página de Internet, el Cepropie documenta las actividades públicas del titular del Ejecutivo federal con material de video y audio para su difusión en los medios de comunicación y hace programas especiales.

En sus obligaciones no esclarece que también puede grabar videos personales para el Ejecutivo.

En agosto del 2011, en el festejo de su cumpleaños, Calderón reveló que hubo amenazas de la delincuencia organizada para derribar el avión presidencial. Calderón y el Estado Mayor Presidencial decidieron que sí habría gira a Tamaulipas.

En el avión había pasajeros que no sabían de las amenazas, aunque Calderón ya tenía el mensaje grabado. Los elementos del Estado Mayor portaron chaleco antibalas y estaban preparados con armas para cualquier atentado, narró un testigo.

De acuerdo con la lista de las giras de Calderón, en el 2007 viajó a Tamaulipas en dos ocasiones: el 14 junio y el 5 de octubre.