Les dispararon en un fuego cruzado y eran estudiantes , oyó decir Margarita Alcántara el 19 de marzo, cuando aún vivía en Monterrey, Nuevo León. Luego ocurrió la tragedia en el Casino Royale y la exalumna del Tecnológico de Monterrey en ese estado dijo: Esto ya no es vida .

La inseguridad que en los últimos años se ha vivido en el país afecta principalmente a los jóvenes, reclaman voceros de la red de organizaciones civiles Juventud Viral. Se dejaron atrás todas las políticas recreativas y de recuperación del espacio público con tal de enfrentar a los cárteles de las drogas, explica Mariana Courtney, miembro de esta asociación.

Ante ello, hoy los jóvenes integrantes de esta red juvenil, la cual mediante una plataforma virtual presenta proyectos de todo el país con componentes de prevención al delito, hacen un llamado al nuevo presidente Enrique Peña Nieto y su gabinete a que se les escuche y atienda sus necesidades específicas.

Margarita detalla que hoy los menores de edad son criminalizados, vistos como los que lanzan las balas, cuando, en su mayoría, son las principales víctimas de los asesinatos y las circunstancias; tal como Jorge Antonio Mercado Alonso y Javier Francisco Arredondo Verdugo , becarios del Tec de Monterrey que murieron en un tiroteo entre sicarios y elementos del Ejército aquel 19 de marzo en esa entidad.

De acuerdo con el estudio Violencia juvenil en América Latina , realizado por El Colegio de México y el Centro Internacional de Investigación para el Desarrollo, entre el 2000 y el 2008 fueron asesinados en el país 33,444 adolescentes y jóvenes, lo que representa, en promedio, 4,500 asesinatos por año.

Oliab Herrera Coria, vocero de este organismo, detalla que en el futuro es necesario fortalecer al Instituto Mexicano de la Juventud mediante estrategias innovadoras, participativas y transversales, para que sean aplicadas en todas las dependencias de gobierno y se busquen las herramientas necesarias de educación, salud, empleo y participación ciudadana.

Los integrantes de la red consideran indispensable la participación de los jóvenes para el diseño de las políticas públicas dirigidas hacia este sector, las cuales, en sus palabras, deben estar enfocadas con acciones diferenciadas y específicas, según los determinantes sociales del grupo al que se destinan.

De la población en México, 29.7% es jóvenes, por ello, al asumir que la prevención social del delito es tarea compartida entre la ciudadanía y el gobierno, los jóvenes son actores clave en este proceso, de acuerdo con esta red.

Para fomentar la participación ciudadana en este sector, Oliab Herrera expone que deben considerarse nuevos canales de comunicación y participación ciudadana que sean naturales para los jóvenes, como las redes sociales.

[email protected]