El instituto Federal Electoral (IFE) a través de su Unidad de Fiscalización aceptó -a solicitud del PAN y PRD- elaborar una investigación a la campaña presidencial del priísta Enrique Peña Nieto por supuesto rebase en el tope de gastos de campaña y supuesta contratación de publicidad en el extranjero.

La víspera, el PRD llevó al IFE como queja un comentario de José Luis Ponce de Aquino, presidente de la empresa estadounidenses Frontera Televisión Networks y propietario de Ve Más TV e Intelimedia, quien aseguró a un programa de radio que fue contratado por dirigentes priístas, entre ellos Roberto Calleja, para diseñar una campaña proselitista en Estados Unidos, por la cual no recibió su pago correspondiente en 56 millones de dólares.

En ese marco, el director de la Unidad de Fiscalización del IFE, Alfredo Cristalinas Kaulitz, dirigió ayer una carta al representante del PRD, Camerino Márquez, donde explica que esa instancia dio entrada a la queja en la que denuncia que el financiamiento del candidato priísta podría constituir irregularidades en materia de origen y destino de los recursos de los partidos, consistentes en la presunta contratación de la difusión de la imagen del candidato en el extranjero, así como rebasar el tope de gastos de campaña.

En el documento, el funcionario afirmó: Se valorará la elaboración de diligencias que propone el PRD y el PAN para llevar a cabo la sustanciación del procedimiento administrativo sancionador .

En la sesión de ayer del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), los magistrados avalaron la decisión del IFE para que sea la Unidad de Fiscalización la que atienda la queja que presentaron el PRD, PT y Movimiento Ciudadano, ante la presunción de que rebaso el tope de gasto de campaña de Peña, sin que implique necesaria que esa Unidad determine sanción contra el candidato.

jmonroy@eleconomista.com.mx