La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) informó que siguen las investigaciones del desplome del helicóptero en el que viajaban la gobernadora de Puebla, Martha Erika Alonso, y su esposo Rafael Moreno Valle, ocurrido la tarde del pasado 24 de diciembre, por lo que negó la existencia de un dictamen parcial o definitivo del caso. 

“Con respeto a los acuerdos internacionales en la materia y atentos a la instrucción presidencial de mantener informada a la opinión pública, ratificamos que sigue en curso la investigación en los distintos laboratorios de las entidades involucradas, por lo que en cuanto haya información se dará a conocer a la sociedad”, expuso a través de un comunicado.

Ello después de que diversas publicaciones afirman que existe un dictamen técnico oficial que, supuestamente, revela la causa de la caída de la aeronave en el municipio poblano de Coronango.

Señaló que la única entidad responsable y autorizada para emitir un dictamen parcial o definitivo en este sentido es la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), la cual continúa con el proceso de análisis e investigación en estricto apego a la normatividad establecida en el Anexo 13 de la Organización de Aviación Civil Internacional.

La difusión de versiones sin sustento formal no contribuye al proceso de investigación y pueden generar una distorsión en la percepción de la opinión pública.

La SCT, a cargo de Javier Jiménez Espriú, ha mantenido un seguimiento permanente y puntual de las diversas etapas de investigación, en las que las entidades internacionales han analizado parte de los componentes: Pratt and Whitney de Canadá, los motores y los sistemas motrices de Rotor principal; Leonardo Helicopters de Italia, Rotor de Cola y Transmisión.

En estos procesos de análisis se ha contado con el acompañamiento de representantes del National Transportation Safety Board de Estados Unidos, de la Transportation Safety Board de Canadá y de la European Aviation Safety Agency de la Comunidad Europea, añadió la dependencia.