El titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Santiago Nieto, informó que se han congelado 14 cuentas de personas físicas y morales relacionadas con el caso del exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya.

Tras participar en el Parlamento Abierto en materia de subcontratación en la Cámara de Diputados y sin dar más detalles, Santiago Nieto dijo que continúan las investigaciones para detectar a más personas involucradas con el exfuncionario.

“Hemos congelado, del caso vinculado con el señor Lozoya, a 14 personas físicas y morales relacionadas con él, por las transferencias ilícitas que recibió tanto en Odebrecht como en el caso de Altos Hornos de México”.

Asimismo, declaró que se han presentado cuatro denuncias en contra de Lozoya Austin, de las cuales, dos están pendientes y tiene que ver con adquisiciones de forma ilícita, a partir de su administración en Pemex.

Finalmente, reconoció que hay más funcionarios relacionados en el expediente Odebrecht, por lo que aseguró se realizarán las investigaciones, pero descartó dar más detalles al respecto porque la indagatoria se encuentra en curso.

Recibe a su abogado

El abogado Javier Coello visitó al exdirector general de la paraestatal mexicana Pemex, Emilio Lozoya, en la prisión de Alhaurín de la Torre en la sureña ciudad española de Málaga.

Coello se entrevistó con su cliente, sin embargo declinó hacer declaraciones sobre la estrategia que seguirá, reportó Europa Press.

En forma breve, informó que encontró al exfuncionario mexicano en buenas condiciones.

Tenemos que contar con un abogado en España, explicó, en referencia a los abogados que enfrentarán la demanda mexicana de extradición de Lozoya para que responda por los cargos de operaciones con recursos de procedencia ilícita, delincuencia organizada y cohecho.

Lozoya se encuentra en una celda con capacidad para dos reclusos, aunque por ahora está solo. Carece de medidas extraordinarias de vigilancia por ser la primera vez que está recluido.

Los recursos ilícitos que habría malversado sumaron 10 millones de dólares provenientes de la constructora brasileña Odebrecht, en uno más de sus casos de corrupción en diversos países latinoamericanos.

En Alhaurín de la Torre, Lozoya espera su traslado a una cárcel cercana a Madrid, donde un juez de la Audiencia Nacional celebrará la segunda audiencia de su caso, luego de la primera la semana pasada en que se ordenó su reclusión ante el riesgo de fuga que representa.