El Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) y la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim) se pronunciaron en contra de eliminar la figura del feminicidio, como lo sugirió el titular de la Fiscalía General de la República (FGR), Alejandro Gertz Manero.

Mediante un pronunciamiento, la Conavim indicó que está en favor de que el feminicidio continúe como delito contemplado en la legislación mexicana, y se persiga, investigue y castigue de acuerdo con los estándares más altos en la materia.

“Hoy, más que nunca, debemos seguir el trabajo y la lucha por el derecho de las niñas, adolescentes y mujeres a tener una vida libre de violencia. Tal como lo ha manifestado el Presidente de México, el feminicidio debe continuar en la ley, por lo que las autoridades que procuran e imparten justicia seguirán obligadas a investigarlo y sancionarlo”, dijo la Conavim.

Añadió que los feminicidios no son casos aislados, esporádicos o episódicos de violencia, sino que responden a una realidad estructural y a fenómenos sociales arraigados en las prácticas y mentalidades de la sociedad.

El Instituto Nacional de las Mujeres manifiestó su desacuerdo respecto a la propuesta de la Fiscalía General de la República de eliminar el feminicidio como tipo penal y únicamente agravar el delito de homicidio cuando se cometa en contra de una mujer, dado que esta medida significaría un retroceso en materia de procuración e impartición de justicia para las mujeres y las niñas.

“Cabe recordar que la tipificación del feminicidio en México es resultado de la lucha social y jurídica del movimiento feminista, de organizaciones de la sociedad civil y de familiares de mujeres asesinadas, por el reconocimiento de una de las manifestaciones más extremas de violencia contra las mujeres. Asimismo, el feminicidio como delito y violación a los derechos humanos ha sido reconocido en las sentencias emblemáticas del Caso González y otras (campo algodonero) vs. México” de la Corte Interamericana de Derechos Humanos y el “Amparo en Revisión 554/2013 feminicidio: Caso Mariana Lima Buendía” de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN)”, precisó Inmujeres.

Inmujeres argumentó que la Suprema Corte de Justicia de la Nación en el año 2016, al resolver el amparo en revisión 5267/2014, determinó que es inconstitucional que establezca como un agravante del homicidio el sexo de la víctima; además, es fundamental considerar que la privación de la vida se cometa por razones de género, ya que esto implica un reconocimiento de la obligación del Estado mexicano de garantizar el efectivo cumplimiento y respeto del derecho humano de las mujeres a una vida libre de violencia y discriminación.

“Consideramos que para dar una respuesta completa y eficaz al grave problema que representan los feminicidios, se requiere de una reforma al sistema de procuración e impartición de justicia de gran calado que coloque en el centro los derechos humanos de las mujeres y las niñas, así como la profesionalización y capacitación con perspectiva de género de las y los operadores del sistema de justicia”, mencionó.

Frente al debate de crear un Código Penal Único, Inmujeres recordó que una de las observaciones internacionales del Comité de la CEDAW a nuestro país se refiere a “aprobar un código penal nacional que regule todos los asuntos penales, con inclusión de todos los delitos y sanciones, o establecer una base mínima que garantice plenamente los derechos de las mujeres mediante una ley penal general”.

Inmujeres reiteró su compromiso para trabajar en coordinación con los tres poderes y niveles de gobierno, con el fin de articular todas las acciones, políticas y medidas que contribuyan a prevenir, atender, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres.

[email protected]

kg