Las cifras preliminares sobre homicidios dolosos vinculados a la delincuencia organizada de enero del 2013 ocurridos en todo el país, dadas a conocer por la Secretaría de Gobernación (Segob), generan preocupación más que certeza y siembra dudas porque no establece metodología, como lo hacen organizaciones civiles, estimó ayer la organización México Evalúa.

En diciembre del 2012, registraron 1,139 ejecuciones, en enero del 2013 fueron 1,104.

El organismo civil consideró que lo divulgado por la Segob no especifica si existe un informe completo detallado que sustente la información. En caso de existir, éste debería ser público y de libre acceso, en caso contrario, lo que representa es un reporte con algunas cifras .

Éstas estarían relacionadas con actividades de delincuencia organizada referentes a los meses de diciembre del 2012 y enero del 2013, sin una metodología clara al inicio de la nueva administración de Enrique Peña Nieto y por tanto debería ser un informe claro, sustentado y accesible en un tema tan sensible , sostiene.

Consideramos indispensable que las autoridades transparenten (...) criterios para catalogar a las víctimas de los homicidios dolosos y lesiones, especialmente a quienes señala como presuntos delincuentes o ajenas a los hechos .

Esto porque expone cifras sin proporcionar resolución judicial alguna, sólo refiere delitos vinculados a la delincuencia organizada, tampoco especifica si los datos provienen de actas de defunción, denuncias, averiguaciones previas o reportes gubernamentales.

Resulta poco probable que se hayan realizado y concluido las investigaciones para cada uno de los casos reportados y así determinar el probable vínculo con la delincuencia organizada, porque no especifica los delitos atribuidos, si están en autoridades ministeriales o lo que les imputa.

[email protected]