El Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (Inegi) busca mejorar las encuestas en las que se basa la medición de la pobreza, pues detectó que varios de los entrevistados mienten sobre sus ingresos y dan cantidades inferiores a las que realmente perciben; además, se ha dificultado la captura de los ingresos más elevados.

Así lo dio a conocer el titular del Inegi, Julio Santaella: Uno de los problemas más claros que se han identificado en estas encuestas de ingreso en los hogares son los fenómenos de subreporte y de truncamiento , reveló.

El subreporte significa que cuando nosotros vamos a entrevistar a los hogares sobre el ingreso, típicamente en todos los niveles de ingreso nos informan un nivel del ingreso por debajo del que verdaderamente está ocurriendo. Y el fenómeno de truncamiento se refiere a que los hogares en México que tienen un ingreso muy, muy elevado, es muy difícil que los capturemos en las muestras , agregó.

En el panel organizado por el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), Santaella Castell destacó que estos dos fenómenos provocan una subestimación del ingreso y, por lo tanto, una sobreestimación de la pobreza.

Destacó que desde el 2008, el Inegi y el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) colaboran para que se levante el Módulo de Condiciones Socioeconómicas, en el cual se basa la medición multidisciplinaria de la pobreza. Cabe destacar que hoy en día, la captación del ingreso de este módulo provocó un enfrentamiento entre el Inegi y el Coneval que no ha permitido la publicación de la medición de la pobreza 2016.

Por otro lado, el secretario ejecutivo del Coneval, Gonzalo Hernández Licona, destacó que la ley obliga a la institución que preside a medir la pobreza a nivel nacional y por entidad con objetividad, por lo que los resultados no están sujetos a lo que diga el gobierno federal.

Me parece que una discusión amplia en los siguientes años sobre la mejor manera de generar la medición de ingreso es una decisión que va a ser bien interesante; cómo utilizar registros administrativos, cómo utilizar los datos de impuestos, cómo generar un indicador único poblacional. Ahí sí estamos atrasados en México , declaró.

[email protected]