Mediante el Operativo Invierno del Programa Paisano 2014, en lo que va del actual periodo vacacional, el Instituto Nacional de Migración (INM) ha atendido a 2.5 millones de mexicanos que regresan al país con motivo de las fiestas decembrinas.

En coordinación con autoridades de seguridad de los tres órdenes de gobierno y representantes de organizaciones de migrantes en Estados Unidos, el INM implementó acciones para garantizar la integridad física y patrimonial de paisanos que entran por vía terrestre al país.

El ingreso de los connacionales a México, destacó, se ha realizado sin incidentes, mediante las acciones realizadas en coordinación con autoridades de las secretarías de la Defensa Nacional, de Turismo, de la Policía Federal y de los Ángeles Verdes, que apoyo y orientación.

Recordó que en el marco de la conmemoración del Día Internacional del Migrante, el 18 de diciembre pasado, arribó a México una de las principales caravanas conformada por 262 automóviles, con más de mil paisanos a bordo que se concentraron en Laredo, Texas, para terminar su viaje en el municipio de Jalpan de la Serra, Querétaro.

Los paisanos que se unieron a la caravana por motivos de seguridad y y para facilitar su ingreso, provienen de diversas ciudades estadunidenses, como Nueva York, Oklahoma, Michigan, Chicago y Carolina del Norte, y tuvieron como destino los estados de Zacatecas, Hidalgo, Estado de México, Morelos y Oaxaca.

Por quinto año consecutivo, la caravana de paisanos pasó por carreteras de los estados de Tamaulipas, Nuevo León, Coahuila y San Luis Potosí, para llegar finalmente a Jalpan de la Serra, Querétaro, todo de acuerdo con un comunicado del INM.

Para los siguientes días se espera el ingreso de más caravanas, una de ellas con destino a Zacatecas y otra que cruzará los estados de Oaxaca, Guanajuato y San Luis Potosí.

Para evitar que los paisanos sean víctimas de la delincuencia organizada o extorsión, el instituto recomendó utilizar las rutas sugeridas y notificar de manera inmediata algún tipo de abuso.

erp