El presidente Felipe Calderón declaró al periódico The Wall Street Journal que los homicidios relacionados con las drogas bajaron alrededor de 12% en los primeros cinco meses de este año, lo que marca el primer descenso de la violencia en al menos ocho años.

El diario estadounidense presentó el artículo en el que detalló que Calderón expuso que la estrategia en materia de seguridad ha funcionado y aunque la violencia disminuyó, no se puede cantar victoria.

Hemos perdido a mucha gente, pero estos últimos seis años, con suerte, servirán como punto de inflexión, donde México pasará de tener instituciones problemáticas, que eran origen del cáncer, a un activo para el país , indica la nota firmada por David Luhnow.

El rotativo expuso que el Mandatario mexicano citó que es necesario encontrar alternativas en Estados Unidos para reducir el flujo de dinero de los criminales, incluyendo soluciones de mercado como la legalización .

Argumentó que Calderón se negó a dar una cifra de las víctimas de la lucha contra el crimen organizado en lo que va del año; no obstante, se estima que alrededor de 16,800 personas fueron asesinadas el año pasado en este contexto y 55,000 desde que Calderón asumió el poder, en el 2006.

El Presidente no dio cifras, pues explicó que ha habido quejas de organizaciones de derechos humanos y familiares de las víctimas por dar estimaciones de los fallecidos sin que antes haya un proceso judicial.

No obstante, el periódico calculó que en el primer trimestre de este año hubo 4,998 asesinatos, sumando los homicidios vinculados al crimen organizado y los asesinatos comunes, una cifra por debajo de los 5,377 asesinatos que ocurrieron hace un año.

tania.rosas@eleconomista.mx