De la misma manera en que la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, advirtió que era inadmisible los posibles vínculos del poder con el crimen organizado en México, la funcionaria debería dar cuenta de las acciones que realizan las agencias de seguridad estadounidenses para combatir este problema sin consultar al gobierno nacional, dijo el exembajador de México en EU, Jorge Montaño.

El 20 de febrero Hillary Clinton, en el marco de su visita a México a Los Cabos, Baja California, a donde llegó para participar en la Reunión Informal de Cancilleres del G-20, declaró que es totalmente inadmisible la colusión de funcionarios de cualquier nivel con el crimen organizado.

Al respecto, el diplomático mexicano expresó que comparte la opinión de Clinton respecto de la necesidad de evitar y combatir la corrupción en todos los niveles del gobierno de México; no obstante, destacó: Hemos dejado que Estados Unidos nos dé clases de moral , sin que este gobierno explique a la administración mexicana sobre los operativos y programas que las dependencias encargadas de la seguridad en EU han llevado a cabo sin el control ni consulta de México, tal como el caso del la estrategia Rápido y Furioso.

Entrevistado por El Economista, detalló que los operativos como el antes mencionado, en los que Estados Unidos trabaja de manera unilateral, son diplomáticamente incorrectos y deben darse explicaciones.

Jorge Montaño reconoció la labor del presidente estadounidense Barack Obama con respecto al esfuerzo que ha hecho su administración para intentar detener el flujo de armas de EU a México, ya que logró que en estados fronterizos se lleve el control de armas de cierto calibre.

Sin embargo, el Embajador advirtió que no sólo debe estar en la voluntad del Presidente estadounidense prohibir el trasiego de armas, pues debe tomarse en cuenta la Segunda Enmienda de la constitución de EU (el derecho de cualquier individuo a la tenencia, uso y transporte de armas, con fines defensivos, deportivos y cinegéticos) y resultaría de alto costo político legislar al respecto, por ello no lo han hecho.

Con las administraciones políticas de ambos países a punto de terminar y ante el proceso electoral, las decisiones que puedan ser mal interpretadas no se tomarán.

Por ello es poco probable que el tema de tráfico de armamento se resuelva antes de terminar el año.

En otro orden de ideas, Jorge Montaño aplaudió el Acuerdo entre los Estados Unidos Mexicanos y los Estados Unidos de América relativo a los Yacimientos Transfronterizos de Hidrocarburos en el Golfo de México, pues habla de una negociación entre las dos naciones que resulta un gran paso en una buena dirección.

[email protected]