Con el fin de combatir el fraude y el contrabando, México y Estados Unidos firmaron varios acuerdos para fortalecer el intercambio de información entre las aduanas de ambos países.

A través de una Declaración de Principios se refrendaron los tratados que se suscribieron en el 2007 y el 2009.

La iniciativa fue firmada en el Salón Panamericano del Palacio Nacional por el secretario de Hacienda, José Antonio Meade y la secretaría de Seguridad Interna de EU, Janet Napolitano para establecer un Plan Estratégico Aduanero Bilateral.

Lo anterior permitirá homologar la información y procedimientos para procesar la carga comercial en las aduanas para evitar que organizaciones delictivas trasnacionales y terroristas no usen la cadena logística de estos organismos para el tráfico de estupefacientes. Además fomentará el desarrollo de investigaciones y la realización de operaciones coordinadas para combatir el contrabando y fraude comercial.

El titular de Hacienda explicó que incluye protocolos específicos para garantizar la seguridad de la interconexión de los sistemas informáticos de ambas dependencias. Enfatizó que con apego a los marcos legales, se intercambiará cotidianamente y de forma electrónica información sobre mercancías de importación y exportación.

Dijo que también se reconocerá el apoyo a los programas de seguridad en las cadenas de logística de ambos países y del comercio internacional, como el Nuevo Esquema de Empresas Certificadas que recientemente puso en marcha el Servicio de Administración Tributaria, y la alianza Aduana-Industria contra el Terrorismo de la Agencia de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos.

Más tarde, Napolitano se reunió con el secretario de Gobernación, Alejandro Poiré en instalaciones de la dependencia federal, donde acordaron crear un enfoque más regional en relación con temas de seguridad, específicamente los relacionados al narcotráfico; el fortalecer la cooperación para prevenir el terrorismo internacional en México, evitando el ingreso de cualquier persona que pertenezca a alguna organización delictiva o de personas que pongan en riesgo la seguridad de ambos países; el impulsar un proyecto para combatir el tráfico y la trata de personas, la implementación de un programa piloto de repatriación de conna­cionales mexicanos, con el fin de mejorar la seguridad fronteriza y de los propios inmigrantes para el regreso a sus comunidades de origen.

Tras la reunión, ambos funcionarios ofrecieron una rueda de prensa, donde Napolitano negó que la lucha contra los cárteles de la droga se trate de una falla , aunque reconoció necesario un cambio en la estrategia para frenar el tráfico de estupefacientes.

El paso de las drogas es una falla, cambiaremos la estrategia, pero no creo que la lucha contra las drogas lo sea. No lo es. Es un esfuerzo continuo y vamos a seguir ayudando a nuestros pueblos y evitar que se ingieran drogas peligrosas .

[email protected]