Tras la tragedia de la Guardería ABC en el 2009, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) ha tenido dificultades para poder subrogar y con ello ampliar el servicio de guarderías en el país, por lo que ha decidido en los últimos años adjudicar de manera directa el servicio a privados.

Este lunes, El Economista publicó que desde el 2009 las guarderías del IMSS han venido en decremento en el país.

De acuerdo con memorias documentales del mismo Seguro Social, en el inicio de la administración de Enrique Peña Nieto se propuso crear 47,000 nuevos lugares durante los seis años de mandato para los hijos de los trabajadores, un objetivo que no se logró.

En el 2015, el Consejo Técnico del IMSS autorizó la subrogación de guarderías con capacidad de 15,000 lugares para el periodo entre el 2015 y el 2020.

“En abril (del 2015), el Instituto lanzó la licitación pública nacional LA-019GYR019-N78-2015 en la cual se ofertaron 76 partidas en todo el país. Sin embargo, sólo se logró adjudicar una guardería con 252 lugares en Zapopan, Jalisco”, precisó el IMSS.

En julio del mismo año lanzó una segunda licitación nacional para la adjudicación de 75 guarderías que quedaron desiertas en el anterior proceso, no obstante, sólo se adjudicaron 11 guarderías en nueve delegaciones con una capacidad en su conjunto de 2,426 lugares.

Tras estos resultados en las licitaciones, la Coordinación del Servicio de Guardería para el Desarrollo Integral Infantil, junto a la Coordinación Técnica de Adquisición de Bienes de Inversión y Activos del IMSS, decidió adjudicar de manera directa ocho guarderías en siete delegaciones estatales, cuya capacidad en su conjunto fue de 1,914 lugares.

La anterior acción, según indicó el IMSS, se hizo bajo el amparo de la fracción VII de la Ley de Adquisiciones del Sector Público que indica que se podrán adjudicar de manera directa servicios cuando “se haya declarado desierta una licitación pública, siempre que se mantengan los requisitos establecidos en la convocatoria a la licitación cuyo incumplimiento haya sido considerado como causa de desechamiento porque afecta directamente la solvencia de las proposiciones”.

Después, en noviembre y diciembre del mismo 2015, el IMSS realizó contrataciones directas de manera local para la colocación de dos nuevas guarderías; una en Baja California Sur y otra en Nuevo León.

“Con estas acciones, en el 2015 el instituto logró adjudicar 22 nuevas guarderías con un total de 5,096 lugares.

“No obstante, esto significaba un tercio de lo previsto en el acuerdo del H. Consejo Técnico de inicios del año, y poco (más) de la mitad de los lugares necesarios para alcanzar la meta comprometida de 10,000 lugares (para el 2015)”, asentó la dependencia federal en la memorias documentales del 2018.

El IMSS, a través de la Coordinación del Servicio de Guardería, decidió como “estrategia complementaria” emitir una convocatoria para realizar la ampliación de tres guarderías ya en funcionamiento con lo que, informó, se ampliaron 5,817 lugares en 57 guarderías.

“Con la suma de lo ganado en las contrataciones de nuevas unidades y las ampliaciones de algunas existentes se alcanzó la meta de 10,000 lugares para el 2015”, indicó el Seguro Social.

Para el 2016, la escasez de interés por privados para poner guarderías subrogadas no mejoró.

Pese a que el IMSS realizó foros con empresarios del país para interesarlos en la colocación de guarderías y licitó nuevamente espacios, sólo logró subrogar y abrir nueve guarderías en cinco estados cuya capacidad en su conjunto fue de 1,912 lugares.

Para el 2017 y el 2018 la historia de contrataciones cambió drásticamente.

En el último cuatrimestre del 2017, el IMSS informó que adjudicó a través de sus delegaciones estatales un total de 83 nuevas guarderías a privados cuya capacidad en su conjunto fue de 17,748 lugares para que se abrieran entre el periodo del 2017 al 2022.

Para el 2018, el IMSS refirió que hubo mayores contratos para la apertura de 31 nuevas guarderías en 17 estados, que en su conjunto significaron 6,840 lugares nuevos y que se prevé estén totalmente disponibles hasta el 2022.

“En síntesis, si se consideran todos los lugares de nuevas guarderías adjudicadas y subrogadas desde el 2013, así como los adicionales en guarderías existentes que han sido autorizados para ampliar capacidad instalada hasta octubre del 2018, se tienen contabilizados 43,118 en 161 nuevas unidades y en 131 existentes”, indicó en el Seguro Social en su memoria documental.

De 43,118 lugares que se crearon, el IMSS indicó que para los meses de noviembre y diciembre del año pasado se preveía la adjudicación de 254 nuevos lugares derivado de ampliaciones de la infraestructura de guarderías ya en servicio.

En suma, de 47,000 nuevos lugares que se propusieron crear en las guarderías del IMSS para los hijos de los trabajadores, sólo se lograron 43,372.

De acuerdo con el IMSS, la razón de la adjudicación y subrogación de guarderías tiene que ver con los costos que genera la misma operación de las guarderías.

Y es que, según señala en sus memorias documentales el Seguro Social, los niños que se encuentran en guarderías de manejo directo del Seguro costaban hasta septiembre, cada uno, un promedio de 9,128 pesos, mientras que las subrogadas le costaban a la misma fecha 3,890 pesos.

Es decir, es alrededor de 2.3 veces más caro para el IMSS los niños que se encuentran en las guarderías bajo el control directo del instituto que los que se encuentran en guarderías subrogadas o adjudicadas.

Hasta el año pasado, el IMSS contaba con 1,386 guarderías con capacidad de 243,130 lugares: 142 guarderías de prestación directa y 1,244 guarderías de prestación indirecta.