El frente opositor anunciado por los líderes de los partidos de la Revolución Democrática (PRD), Alejandra Barrales, y Acción Nacional (PAN), Ricardo Anaya, se da en el marco de las profundas crisis que atraviesan ambos institutos, además de tener el objetivo de no sólo confrontar al tricolor, es una alianza, también, en contra de Morena y su líder, Andrés Manuel López Obrador, coinciden especialistas.

Las coaliciones entre el blanquiazul y el sol azteca han logrado en los últimos años desplazar al Revolucionario Institucional (PRI) de gubernaturas que parecían imperdibles o históricas para el tricolor.

En el 2010, las alianzas construidas entre el PAN y el PRD lograron conquistar las gubernaturas de Oaxaca, Puebla y Sinaloa, estados que perderían, a excepción de Puebla, en donde aún gobierna el PAN, en el siguiente proceso electoral (en el año 2016).

Fue entonces, en el marco del avance electoral que registraba el PRI y la pérdida de electorado que marcaba el blanquiazul, cuando esta fórmula de alianza registró los primeros efectos pragmáticos para ambos partidos, detalla el analista político por la UNAM Héctor Marcos Díaz Santana.

No obstante, precisa, una coalición de cara a las presidenciales del 2018 será muy difícil de concretar, ya que ambas organizaciones políticas mantienen problemas internos muy fuertes, muy evidentes , que complicarán el panorama para elegir a un candidato que pueda sellar el pacto.

Con este movimiento el PRD busca parar un poco la debacle que mantiene al interior de sus filas y que se hizo aún más evidente cuando su presidenta, Alejandra Barrales, regresó al Senado de la República y una parte de la bancada abandonó el partido para ir a Morena, asegura el politólogo.

El año pasado los candidatos abanderados entre el blanquiazul y el sol azteca obtuvieron la victoria en los estados de Veracruz, Quintana Roo y Durango, con lo que se desplazó nuevamente al tricolor de bastiones históricos, por ejemplo, Veracruz.

En dichas gubernaturas el PRD ganó pero como acompañante o rémora del PAN ; la táctica de acompañamiento tanto el año pasado como para éste es una estrategia para mantenerse con vida a pesar de la grave crisis que atraviesa , opina, por su parte, la analista política de la Universidad Iberoamericana Ivonne Acuña.

Al mismo tiempo que se anunció el frente opositor contra el PRI, los presidentes nacionales confiaron en que será exitosa la actual alianza en Nayarit y Veracruz, pero descartaron que ello sea así en el Estado de México y Coahuila, ya que, estimaron, los candidatos de ambos partidos mantienen posibilidades reales de victoria.

Con este anuncio, el PRD tal vez gana tiempo, vamos a ver cómo quedan en estas elecciones , es posible que se pueda ver una pérdida de presencia en algunos municipios o incluso estados por parte del sol azteca , indica Acuña.

Con respecto al PAN, la especialista de la Universidad Iberoamericana precisa que en este momento el blanquiazul se encuentra dividido en dos: entre los calderonistas y los anayistas (...) Al PAN como partido, como bloque, le conviene, sí le beneficia la alianza con el PRD (...) estamos viendo que la fragmentación del voto es tal, que son las alianzas las que están ganando las elecciones , asevera.

Poco tiempo después del anuncio del frente opositor, la esposa del expresidente Felipe Calderón y aspirante a la Presidencia de la República, Margarita Zavala, hizo claras sus intenciones de ser la abanderada por el frente amplio recién convocado.

Vamos a ver cómo responde Anaya, porque Margarita inmediatamente se posicionó , enfatiza Acuña.

El agua y el aceite,?en contra de Morena

Los especialistas consultados coincidieron en que la fórmula de alianza que se proyectaría entre el PAN y el PRD tiene como un fin implícito acotar el avance de López Obrador, puntero, hasta ahora, en las encuestas de preferencia hacia el 2018.

El anuncio de las alianzas ha sido criticado por figuras perredistas como el senador Raúl Morón y René Bejarano, quienes se han posicionado en contra del frente amplio convocado, al considerar que dicha alianza desdibuja la ideología del partido.

El politólogo de la UNAM Pérez Fernández coincide en que una alianza entre ambos partidos significa desvirtuar todo aspecto ideológico, tanto del PRD como de Acción Nacional, olvidando cualquier tipo de principios. Además de una especie de despropósito, me parece muy difícil que puedan encontrar un candidato común , expone.

En tanto, el especialista por el Tecnológico de Monterrey José Fernández Santillán explica que la unión entre el blanquiazul y el sol azteca es mezclar el agua y el aceite porque ideológicamente PAN y PRD son totalmente opuestos; son alianzas pragmáticas, porque si uno se pone a ver en qué coinciden, pues no coinciden en nada (...) a nivel local sí funcionó pero a nivel nacional (una alianza) la veo muy endeble .

La razón de la alianza, agrega Santillán, tiene el objetivo de abanderar el antipriismo, pero ahora las preferencias indican que si hoy fueran las elecciones, el que sería el presidente de la República sería Andrés Manuel López Obrador. Entonces, ¿con qué fin se hace esta alianza?, ya no es antipriistas, sino es anti López Obrador o es para fortalecer dos polos que están completamente opuestos .

Esta alianza, si se llegara a formar, es en contra de Morena y eventualmente podría dejar vivo al PRI. Todo depende del candidato en el que estén pensando , opina, a la vez, el académico de la UNAM Pérez Fernández.

[email protected]