El priista Francisco Arroyo Vieyra rindió protesta como presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, mientras que Patricia Elena Retamoza Vega asumió la primera vicepresidencia.

El pleno de la Cámara de Diputados aprobó con 413 votos a favor, 10 abstenciones y uno en contra el nombramiento de Arroyo Vieyra, quien sustituye a Jesús Murillo Karam, el cual dejó ese cargo para asumir la titularidad de la Procuraduría General de la República (PGR).

En voz del vicepresidente de la Mesa Directiva, el panista José González Morfín, después de presentar el acuerdo de la Junta de Coordinación Política para esta designación, Arroyo Vieyra fue declarado presidente y primera vicepresidenta a Retamoza Vega.

Luego de rendir protesta para desempeñar su nuevo cargo, Vieyra Arroyo agradeció a los legisladores el voto de confianza para él y para la vicepresidenta.

"Es el momento oportuno para decirles que la presidencia de la Mesa Directiva está obligada por ley y por reglamento a ser imparcial, a ser profesional, a tener de antemano siempre los valores supremos de la Patria y en la liturgia laica de la hechura de la ley existan los valores que venera la sociedad, cohesión, tranquilidad, armonía y paz", resaltó.

Señaló que el presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados representa la unidad jurídica y política; está obligado a ser responsable y capaz.

Asimismo se comprometió a ser imparcial, respetar la ley y los acuerdos y a promover el equilibrio entre la libertad individual de los legisladores y los derechos que conforme a la ley estamos obligados a cumplir.

Antes, el coordinador del Movimiento Ciudadano, Ricardo Monreal Ávila, destacó la importancia de la elección de quienes fungirán como titulares de la presidencia y vicepresidencia de la Mesa Directiva.

Reconoció que durante los debates en esta soberanía ha habido momentos ríspidos y también de lucidez donde, los presidentes de la Mesa Directiva han asumido posiciones que ordenan y regulan algún asunto y lo sostienen.

Destacó la relevancia de la elección de la Mesa Directiva, una vez que el presidente electo hace unos meses por mayoría solicitó licencia: "tiene que haber una sustitución de quién va a fungir como presidente y vicepresidente", subrayó.

También, refirió, ha habido violaciones de los derechos de los diputados y diputadas, cuando se omite darles la palabra, o se corta el micrófono, lo que le suspende su derecho a la voz; pero esta bancada decidió ahora conceder el beneficio de la duda a quienes serán nuevos integrantes de la Mesa Directiva.

"Conocemos de manera personal a quien es propuesto para la presidencia, al compañero Francisco Arroyo, fuimos compañeros legisladores en el Senado y en la Cámara de Diputados en 1988, y en ocasiones hemos tenido diferencias y en otras coincidencias".

"Vamos a actuar con responsabilidad", resaltó, al tiempo que mencionó que esperan de Vieyra, y de la Mesa Directiva, reciprocidad y comportamiento, tolerancia y respeto para que funcione.

mac