Si bien los homicidios de políticos se han mantenido como una constante en lo que va del año, según conteos de la consultora de riesgos Etellekt, en el segundo trimestre del 2019 la incidencia ha bajado con respecto a periodos similares aunque, las amenazas, especialmente contra mujeres políticas, son un foco rojo que van al alza.

En entrevista, Rubén Salazar, director de la consultora de riesgos Etellekt, indicó que de acuerdo con información preliminar recopilada por la consultora durante los primeros seis meses del 2019 se han cometido unos 40 homicidios de políticos, la mayoría (24) de los cuales se suscitaron durante los primeros tres meses del año.

Esta cifra colocaría al primer semestre del 2019, aún con la jornada electoral de junio pasado, en donde se realizaron comicios en seis estados del país, en niveles por debajo de la violencia suscitada en el 2017, según los mismos conteos de la consultora.

Sin embargo, acotó Salazar, las amenazas se han convertido en el principal foco de atención de la violencia política en México.

“En donde sí creció la violencia y se ha mantenido, según lo que ya hemos podemos revisar en este segundo trimestre (del 2019), es otro tipo de conductas delictivas que tienen que ver con amenazas, la mayor parte amenazas de muerte; agresiones no letales que se han incrementado y que pues también han generado una mayor vulnerabilidad sobre todo de autoridades electas, esto ha continuado y pareciera ser el nuevo patrón de los agresores para generar presión en contra de los nuevos alcaldes y alcaldesas”, dijo.

Cabe señalar que este domingo,el  expresidente municipal de Yecuautla, Veracruz, Rogelio Ayala Palomino, fue hallado muerto, luego de que fuera secuestrado cuando circulaba con su motocicleta.

Al exedil le cerró el camino un grupo de gente cuando circulaba en su motocicleta, quien luego pidió 2 millones de pesos para dejarlo libre.

Entre otros puestos, Ayala Palomino dirigió al extinto partido estatal Revolucionario Veracruzano, y también fue diputado suplente.

Según el reporte de violencia política del primer trimestre del 2019 de la consultora, entre enero y marzo de este año, se suscitaron 79 casos de violencia política contra mujeres, lo que significó un incremento de 276% con respecto al mismo periodo del año pasado cuando en total se contabilizaron 21 agresiones.

En comparación, en el primer trimestre del 2018 los hombres políticos registraron 102 agresiones, mientras que para el mismo periodo de esta año fueron 101.

Hace unas semanas la regidora del municipio de Chalchihuitán en Chiapas, Gloria Díaz Gómez (Morena-PT) denunció amenazas de muertes sobre su persona y la de su esposo derivado de un fallo girado por el Tribunal Electoral del Estado de Chiapas que ordena su reinstalación como autoridad municipal.

A principio de este mes, el tribunal ordenó a la presidenta municipal de Chlachihután, Margarita Díaz García (PAN), a que tomara protesta como síndicos a Díaz Gómez y Manuela Pérez Luna, quienes no habían podido asumir funciones presuntamente por órdenes de la misma presidenta municipal.

En el municipio chiapaneco, que registra bajos índices de desarrollo humano son constantes los desencuentros políticos entre las autoridades locales e integrantes de partidos de oposición y es que, por ejemplo, recientemente la presidenta municipal Margarita Díaz fue envuelta en un escándalo de corrupción y desvío de recursos públicos.

“La paridad ha logrado un avance significativo, pero la violencia ha resultado, pues también en un aspecto que se ha tenido que enfrentar casi de la misma manera en la que crece esa participación de las mujeres (...) al menos en estos primeros meses observamos un aumento de la violencia en contra de las mujeres en términos globales”, indicó Rubén Salazar.

Salazar señaló que el año pasado las agresiones en contra de hombres eran más recurrentes, no obstante, este año “prácticamente estaremos en 48 % contra mujeres, 52 % hombres”.

Por su parte, en entrevista, la primera mujer indígena que buscó competir por la Presidencia de la República, en los comicios del 2018, María de Jesús Patricio, afirmó que “lamentablemente” hoy en día aún hay machismo con respecto a la participación de las mujeres en la política.

La vocera del Consejo Nacional Indígena (CNI) también indicó que aún hay mucho por hacer en términos de fortalecer la representación de las mujeres no sólo en las comunidades indígenas sino en todos los ámbitos en México.

“Yo digo que en todos lados (se debe fortalecer la idea) de que la mujer tiene una capacidad enorme de poder estar al frente de algún cargo y lo va a desarrollar bien; las mujeres sentimos esa responsabilidad y se le da seriedad a los que nos delegan y es algo que se debe venir trabajando de manera interna porque no vamos a pedir, simple y sencillamente vamos a ejercer ese derecho que se tiene”, enfatizó María de Jesús.

La activista criticó que aún el sistema democrático del país está diseñado por “hombres para hombres (...) si vemos que está mal este sistema lo tenemos que ir cambiando”, declaró.

Otro caso reciente de violencia política contra una autoridad mujer fue el asesinato de la alcaldesa de Mixtla de Altamirano en Veracruz, Maricela Vallejo Orea, su esposo y un conductor.

Ante su asesinato transcendió que la alcaldesa había denunciado con anterioridad amenazas en su contra.

[email protected]