Mientras que el PRD en Morelos acordó su expulsión debido a sus antecedentes penales por tráfico de personas, el alcalde de Tlaquiltenango, Enrique Alonso Plascencia, podría ser sujeto de una investigación por parte de la fiscalía del estado por violar el decreto del gobernador Graco Ramírez en el que ordenó el Mando Único en ese municipio.

La fiscalía de Morelos analiza abrir un procedimiento legal contra Alonso Plascencia, debido a que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) consideró legal el decreto del gobernador, por lo que el alcalde habría incurrido en un acto ilícito al haber expulsado a elementos del Mando Único de Tlaquiltenango, de acuerdo con el secretario de Gobierno de Morelos, Matías Quiroz Medina.

En declaraciones a la prensa en Morelos, el alcalde Alonso Plascencia dijo estar tranquilo de no haber violado ninguna ley, y, por el contrario, adujo que la Constitución ampara sus actos.

En ese marco, el consejo estatal del PRD en Morelos aprobó solicitar a su dirigencia nacional la expulsión de Enrique Alonso Plascencia de ese partido, con el argumento de que sus conductas dañan la imagen del partido, en referencia tanto a la detención del alcalde en el 2009, acusado del delito de tráfico de personas, como por su decisión de expulsar al Mando Único de Tlaquiltenango, a pesar de ser una resolución de un gobernador de su mismo partido.

En pleno del consejo perredista de Morelos, también acordó solicitar a su dirigencia nacional la expulsión del senador Fidel Demédicis Hidalgo, a quien consideraron como un factor de desestabilización del partido en Temixco, donde se le acusa de tener relación con el asesinato de la alcalde de ese municipio, Gisela Mota Ocampo.

En ese marco, el dirigente nacional del PRD, Agustín Basave, estableció que en ese partido no hay juicios sumarios pero tampoco son tapadera de nadie . Informó que contactó a la Comisión de Vigilancia y Ética del PRD para que proceda a realizar un análisis de la conducta de ambos personajes.

En conferencia de prensa, el coordinador del PRD en el Senado de la República, Miguel Barbosa, cerró filas en torno del senador Demédicis, a quien respaldó por considerar que es víctima de un linchamiento por parte del gobernador Graco Ramírez, debido a que el legislador aspira a sucederlo en el cargo.

[email protected]