Washington, EU. El presidente Felipe Calderón sugirió a Enrique Peña Nieto continuar la lucha por la seguridad, pues la otra opción para su gobierno sería hacerse para atrás y decirle a los delincuentes: ¿Le gusta esta ciudad? Está muy bonita. Tómela.

La otra (opción en materia de seguridad) sería hacerse para atrás y darle mano libre a los criminales y decirles: Ya no voy a luchar más, por favor, adelante; ¿le gusta este gobierno? Por favor, tómelo; ¿le gusta esta ciudad? Está muy bonita, tómela. Como gobernante no se puede hacer eso, no se puede decir eso , destacó ante empresarios estadounidenses.

Al emitir un discurso en el Council on Foreign Relations, destacó que el gobierno del próximo presidente, Enrique Peña, tiene derecho a pensar en nuevas alternativas en la estrategia de seguridad pero, francamente, él no ve otra salida.

Pero, con toda honestidad, ¿quieren ustedes pensar en otra alternativa? Bueno, yo no veo que haya otra aparte de la regulación de drogas en el mercado global, comenzando por Estados Unidos , concretó.

Calderón Hinojosa dijo que otro paso importante es cortar el flujo de dinero a los criminales y criticó que en el Congreso de la Unión no se haya avalado aún la iniciativa. Ante los legisladores Gabriela Cuevas (PAN), Marcela Guerra (PRI), Luz María Beristain (PRD) y Carlos Alberto Puente (PVEM), quienes lo acompañaron a la gira de trabajo, Calderón expresó su confianza para que sea aprobada.

El Mandatario tampoco quitó el dedo del renglón en torno del flujo de armas. Para México, es absolutamente injusto y ofensivo que tantas vidas se han perdido debido a este negocio, cuyo propósito es el de promover las ganancias de la industria de las armas (en Estados Unidos) , concretó.

Estrategia de seguridad

CONTINUARÁ PEÑA LUCHA, PERO CON CAMBIOS

Enrique Peña Nieto, presidente electo de México, dijo que se aprovecharán los avances logrados en materia de seguridad, pero insistió en que la estrategia tendrá ajustes.

En conferencia de prensa desde Perú, al término de la gira por América Latina, el Mandatario electo fue cuestionado sobre la posición que ha sostenido de hacer ajustes a la actual estrategia de seguridad y ahora bajo el contexto de las declaraciones del presidente Felipe Calderón en Washington, de que el próximo gobierno no debe dar marcha atrás en la lucha contra la delincuencia.

Peña dijo tener claro que hay una amplia expectativa entre los mexicanos para que de manera sensible se bajen los índices de criminalidad, especialmente de algunos delitos como el homicidio, el secuestro y la extorsión.

Mi compromiso es muy claro: tenemos que definir una estrategia que aproveche lo que se ha hecho en estos últimos años; las fortalezas que se han logrado de carácter institucional en los últimos años; el tamaño de la policía federal, el equipamiento del que se ha dotado; las evaluaciones que han hecho de confianza en corporaciones policiacas.

Creo que esto es digno y merece ser debidamente aprovechado. Pero hay que hacer un cambio y algunos ajustes, que a su debido tiempo estaré anunciando .

El Presidente electo agregó que México quiere ser un país que viva con mayor seguridad y tranquilidad. Y el gobierno –añadió- estará para trabajar, con toda su capacidad, en el ajuste y con la estrategia que defina, y espero estar a la altura de que los resultados sean visibles y la sociedad los pueda medir y palpar lo más pronto posible.

Antes, durante un encuentro con empresarios de Perú, el próximo Presidente indicó que un reto en su administración es crear condiciones de mayor seguridad para la población.

[email protected]