Un estudio elaborado por la CNDH y el Ciesas indica que 57% de los jóvenes de 14 a 17 años que han sido encarcelados por cometer delitos graves, refieren haber sido torturados por policías de los tres niveles de gobierno o fuerzas federales.

Desafortunadamente abunda la tortura y es un hecho que no hemos podido erradicar en el país y las policías que detienen a estos chicos, 57% de los casos, ellos dicen y relatan con todos los detalles cómo fueron torturados , refirió la académica Elena Azaola Garrido.

El documento está basado en los testimonios de 730 adolescentes privados de su libertad en centros de internamiento de 17 estados, lo que representa 20% de la población total de este sector y bajo estas circunstancias.

De este universo, el Informe Especial Adolescentes: Vulnerabilidad y Violencia da cuenta que al menos 35% estaba vinculado con el crimen organizado, 27% refirió ser miembro de una pandilla y 38% dijo haber delinquido por conflictos interpersonales.

Ante Luis Raúl González, el ombudsman nacional, la investigadora del Ciesas, Azaola Garrido, detalló que a principios del 2016 había 13,327 adolescentes en el Sistema de Justicia mexicano, de los cuales 28% había cometido delitos graves, por lo que para la realización del informe eligieron este sector, pues consideró son con los que nos interesa entender la violencia en nuestro país .

Detalló que de todos estos adolescentes que cometen delitos de extrema violencia sólo 4% son mujeres, mientras que 49% tiene entre 17 y 18 años de edad.

Sólo hablamos con estos (adolescentes) de violencia extrema, no es una muestra representativa de todos los adolescentes que cometen delitos en el país, la gran mayoría no comete delitos violentos, sólo 28% del total de adolescentes los comete , aclaró.

Condición familiar

Mencionó que, de los entrevistados, 62% expuso la separación de sus padres, 60% expresó haber tenido a algún familiar en prisión, 31% tuvo que abandonar sus casas, 22% dijo no conocer a su padre, 30% padeció negligencias o descuidos graves y 40% sufrió maltratos físicos.

Además, que 34% recibió insultos, burlas y humillaciones, de los cuales 39% informó que no contaba con quién apoyarse cuando sufrieron esta situación, 12% fue víctima de abuso sexual, 68% consumió alcohol y drogas con frecuencia y 12% admitió no tener confianza en nadie.

Azaola Garrido dio cuenta que de los adolescentes que cometieron delitos graves, el mayor porcentaje fue por homicidio (34%), robo con violencia (24%), secuestro (13%), violación (12%), robo de vehículo (4%) y delitos contra la salud (3 por ciento).

Otro dato importante, añadió, es que 70% de los chicos que cometieron estos delitos hicieron uso de un arma.

En este sentido, la investigadora hizo un llamado para que las instituciones en nuestro país y las políticas de seguridad se preocupen por los menores, ya que no están enfocadas, no están pensando en los niños y es aquí donde centralmente tienen que estar enfocadas .

[email protected]