En el marco de la discusión de la minuta que reforma la Ley de Seguridad Nacional, Sergio García Ramírez llamó a la Cámara de Diputados a rechazar cualquier exceso en contra de los derechos fundamentales al actuar en la recuperación de la seguridad.

Durante el foro Democracia, Seguridad Nacional y Derechos Humanos de la Cámara Baja, el presidente de la Academia Mexicana de Ciencias Penales dijo que el dilema no es seguridad o derechos humanos: es: derechos humanos, incluida la seguridad , precisó.

Los participantes coincidieron en que aprobar, en sus términos, la minuta avalada por el Senado abriría la puerta a abusos y violaciones de derechos humanos.

Emilio Álvarez Icaza, expresidente de la Comisión de Derechos Humanos del DF, opinó que las Fuerzas Armadas no están capacitadas ni doctrinaria ni tácticamente para las labores que están realizando a la fecha en todo el país.

Santiago Corcuera, director del Departamento de Derecho de las Universidad Iberoamericana, opinó que los senadores dieron a las Fuerzas Armadas facultades discrecionales; de aprobarse tal cual la minuta, advirtió, se estaría ante la posibilidad de una afectación equivalente a una suspensión de derechos contraria al Artículo 29 constitucional.