Organizaciones exigieron al gobierno federal y entidades locales dignificar la función policial ante el contexto de violencia que vive el país, ya que se han incrementado los asesinatos de elementos encargados de mantener el orden público y seguridad de los ciudadanos.

Una misiva firmada por organizaciones como la Barra Mexicana Colegio de Abogados, Causa en Común, Instituto Mexicano para la Competitividad, Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia, Observatorio Nacional Ciudadano y Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, detalla que en este 2018 han muerto 161 policías adscritos a corporaciones de los tres órdenes de gobierno (federal, estatal y municipal).

Además, alerta que el ritmo de fallecimientos va en aumento ya que “sólo en la primera mitad de junio fueron asesinados 29 policías, que representan la quinta parte del total acumulado en el año”; asimismo, los homicidios en Guanajuato, Jalisco, Guerrero, Veracruz y el Estado de México representan casi 60% de los casos.

De acuerdo con el registro de policías asesinados del 2018 de Causa Común, Guanajuato reportaba 25 homicidios; Guerrero 18; Jalisco 18; Veracruz 17; Estado de México 15; la Ciudad de México 11; San Luis Potosí 10; Puebla ocho; Chihuahua siete; Michoacán seis, y Oaxaca cinco.

En tanto, Chiapas tres; Morelos tres; Tamaulipas tres; Colima dos; Tlaxcala dos; Coahuila dos; Sinaloa dos, y Zacatecas, Quintana Roo, Baja California Sur y Hidalgo, un asesinato en contra de policías.

“Como en la mayoría de los homicidios dolosos que se cometen en nuestro país, sus muertes se convierten en estadística, sin que existan consecuencias. Cada asesinato en nuestro país representa una tragedia, pero resulta particularmente ominoso que las autoridades permanezcan inmóviles frente al asesinato de aquellos que tienen encomendada la seguridad de la ciudadanía”, se lee en el documento.

Asimismo, se plantea que la demanda nacional para colocar la defensa de los derechos humanos como “altísima prioridad” de gobiernos y sociedad debe convertirse en la defensa de quienes integran las fuerzas de seguridad.

La carta también se encuentra firmada por activistas, quienes expresaron su solidaridad con las familias de las víctimas y para que cualquier homicidio sea investigado exhaustivamente y los responsables sean detenidos.

Mejorar condiciones policiales

El director general del Observatorio Nacional Ciudadano, Francisco Rivas, señaló que en el país hay un grave problema para el desarrollo policiaco y enfrentar los temas de seguridad y justicia, que incluyen la calidad en términos de formación y condiciones laborales, porque ante la carencia de esto no es posible corromperlos frente a la delincuencia organizada.

“Tenemos una indudable crisis de violencia a lo largo del país. Sin embargo, no tenemos algo que nos haga pensar que las cosas pueden mejorar en tiempos breves, seguimos con el diagnóstico que teníamos hace 10 años, no hay suficientes policías. (...) Si pensamos que un policía que trabaja 24 horas al día va a tener la capacidad de reacción, seguimos en la mejor de las hipótesis”, ironizó.

En este sentido, las organizaciones civiles solicitaron dignificar las corporaciones por medio de un “programa nacional de desarrollo policial” que incluya mejorar sueldos y prestaciones para brindar la capacitación mínima indispensable a todas y todos los policías, y para asegurar que cuenten con las condiciones materiales y de equipamiento que les permitan realizar sus funciones.

Rivas agregó que las muertes de policías, principalmente en municipios, tienen una fuerte relación con la delincuencia organizada pero no se puede descartar que sea el único motivo y situación que pone en riesgo a los elementos de seguridad.

Dijo que también hay agresiones internas entre elementos y discriminaciones salariales, por lo que planteó: “¿Por qué un policía tiene que dar su vida por México si hasta sus propios jefes los tratan mal?”.

Cuestionado sobre cómo combatir la corrupción al interior de las instituciones, el director general del Observatorio Nacional Ciudadano dijo que faltan unidades de asuntos internos autónomas e independientes.

Destacó que las acciones para dignificar a los policías con la ayuda de organizaciones civiles no son suficientes porque se necesita, por ejemplo, regular y dignificar sus salarios.

[email protected]