A 46 meses de la desaparición de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa y a unos cuantos de que Andrés Manuel López Obrador tome posesión de la Presidencia de la República, los padres de los jóvenes desaparecidos llamaron a que la nueva administración federal se comprometa con la investigación del caso, siguiendo las líneas marcadas por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI).

En conferencia de prensa, los padres de los normalistas y organizaciones civiles reiteraron que el gobierno de Enrique Peña Nieto incumplió en diversos acuerdos generados para la investigación del paradero de los 43 normalistas desaparecidos en Iguala, Guerrero, el 27 de septiembre del 2014, e incluso ha interferido en las indagatorias al interponer recientemente recursos legales en contra de la decisión de un tribunal colegiado de crear una comisión de la verdad, por lo que llamaron a que renuncie.

“Es por eso que le pedimos al nuevo gobierno que nos ayude a encontrar la verdad y reanude la investigación del GIEI, los expertos y el mecanismo internacional, siguiendo las líneas de investigación para poder dar con el paradero de nuestros hijos”, indicó Alfredo Galindes, padre del estudiante Giovanni Galindes.

El padre del normalista desaparecido llamó a su vez a que el equipo de López Obrador, en específico Alejandro Encinas, propuesto como el coordinador de la investigación del caso, así como la ministra en retiro de la Suprema Corte, Olga Sánchez Cordero, propuesta como secretaria de Gobernación, se reúnan con los abogados de los padres, a la brevedad, para acordar una ruta de trabajo.

En este sentido, Mario Patrón, director del Centro Miguel Agustín Pro Juárez, organización civil que apoya de manera jurídica a los familiares de los estudiantes desaparecidos, indicó que lo que se busca con el eventual gobierno de Andrés Manuel es compromiso; ha habido “algunos acercamientos con el equipo de transición que aún no se traducen ya propiamente en un proceso de trabajo.

“¿En dónde está puesta la expectativa?, en que vemos que hay una coincidencia entre lo que dice una sentencia judicial del tribunal colegiado que dice que hay que crear una comisión de la verdad y la justicia y que hay un fraseo, una narrativa política del propio (virtual) presidente electo... (que) refieren la necesidad de revisar la investigación de Ayotzinapa”, dijo.

Patrón recordó que ya en Iguala, Guerrero, los padres de los normalistas se reunieron con el ahora virtual presidente electo, en donde se acordó trabajar en el diseño del mecanismo especial para la investigación de los hechos en colaboración con instancias internacionales.

Sobre la investigación en un futuro, Patrón puntualizó que ya el GIEI y la Comisión Interamericana crearon un cronograma de trabajo con 13 líneas de investigación; “en donde no habría que inventar el hilo negro en términos de las rutas y caminos a seguir”.