Con excepción de legisladores del PRI, 15 diputados federales de las otras seis fuerzas políticas restantes con representación en la Cámara de Diputados suscribieron la iniciativa de reformas a la Ley General de Salud y al Código Penal Federal en materia de política de drogas, promovida por el perredista Fernando Belaunzarán y que hoy será presentada de manera formal.

De acuerdo con el proyecto, el propósito es establecer el valor terapéutico de la mariguana, facultar a las entidades federativas para el control sanitario en el cultivo de estupefacientes derivados de la misma y elevar las dosis máximas de portación para consumo personal.

Uno de los principales problemas que se pretende resolver es evitar que los asuntos de salud se sigan mezclando con los del ámbito de la justicia , cita la iniciativa.

Agrega que la ley debe establecer preceptos que permitan identificar cuándo se trata de problemas de farmacodependencia y cuándo de actividades de narcomenudeo.

La regulación impulsada por legisladores del PRD, PAN, PVEM, PT, MC y Nueva Alianza en San Lázaro pretende empatar los objetivos de la ley de narcomenudeo en materia penal con los de control sanitario.

Busca permitir que, respecto de los estupefacientes y psicotrópicos previstos en la ley de salud, las entidades federativas puedan ejercer el control sanitario del proceso, cultivo y distribución de las sustancias de manera directa o en coordinación con la Federación y los municipios, según se establezca en los convenios correspondientes.

La iniciativa plantea la necesidad de hacer una reestructuración de la Tabla de Orientación de Dosis para Consumo Personal acorde a evidencia médica y científica , porque las cantidades previstas a la fecha son demasiado bajas en comparación con cantidades a nivel internacional.

En el caso de la mariguana, la ley fija que la dosis de portación personal es de 5 gramos y se sugiere elevarla a 30 gramos.

La propuesta incluye eliminar de la referida ley la fracción del artículo 474, que establece que las autoridades federales conocerán de los delitos en materia de narcomenudeo, independientemente de la cantidad del narcótico, cuando el Ministerio Público federal prevenga en el conocimiento del asunto o solicite a la autoridad del fuero común la remisión de la investigación.

Según los promoventes, dicha fracción IV puede volver confusa, repetitiva e ineficiente la persecución de delitos en materia de narcomenudeo.

Sugieren además modificar el Código Penal Federal para agregar el cultivo a la lista de delitos que entran en materia de narcomenudeo.

rolando.ramos@eleconomista.mx