Para ser un país desarrollado, México requiere primero de un Estado de Derecho y éste se va a poder construir porque hay democracia, consideró el expresidente Ernesto Zedillo Ponce de León.

Durante su participación en la I Sesión Plenaria del Consejo Nacional de Banorte-Ixe, el exmandatario destacó que una larga lista de los temas estructurales que obstruyen el desarrollo de la nación tienen precisamente que ver con ese tema.

Si atendemos eso, pero además lo hacemos bajo un principio que es reconocido como universal, que es el principio de igualdad ante la ley, muchos de los temas que presentamos como temas de cambio de reforma estructural, prácticamente se resolverían , dijo.

No sólo se deben tener reglas, sino aplicarlas bajo el principio de igualdad en la ley , agregó el exmandatario.

Ésta es la primera participación que tiene dentro del país Ernesto Zedillo desde que ganara las elecciones presidenciales, en julio pasado, Enrique Peña Nieto.

Zedillo, el último Presidente de la República de la primera era del PRI, se mantuvo en los dos sexenios panistas con escasas declaraciones sobre la política interna del país; es hasta ahora que se refirió de manera velada al Estado de Derecho que no se alcanzó y dio lo que podrían ser consejos para Peña Nieto sobre lo que hace falta para fortalecer las instituciones.

Mencionó, como ejemplo, que cuando se habla de dualidad de la economía al haber un sector formal que tiende a ser más productivo y uno informal que es menos productivo, si se aplicase la noción de Estado de Derecho bajo el principio de igualdad, dicha dualidad quedaría resuelta.

Si hablamos de falta de competencia en muchos sectores en nuestras economías e introdujésemos el principio de Estado de Derecho, con la vertiente de igualdad ante la ley, el tema de competencia debería quedar resuelto , agregó.

Ernesto Zedillo precisó que obviamente el primero que tiene que aplicar este tema en materia de competencia es el propio Estado.

Sin embargo, el expresidente reconoció que ello no se hace tan fácil, porque, dijo, supone una construcción institucional y legal, y la formación de una cultura de apego al Estado de Derecho que desgraciadamente todavía es una tarea en proceso .

Comentó el caso de Chile, donde explicó que para lograr el Estado de Derecho se requirió primero de democracia. Chile ahora tiene Estado de Derecho porque tiene democracia y los mexicanos estamos ahora construyendo un Estado de Derecho, aunque no lo hemos completado... y lo vamos a poder construir porque tenemos democracia .

Por otra parte y a pregunta expresa de que si México y Brasil son o deben ser rivales dentro de la región de América Latina, Ernesto Zedillo opinó que eso es una tontería. Esto lo opina gente que no entiende el mundo, que no entiende las enormes oportunidades que hay para México y Brasil en el mundo. Y pensar que los mexicanos y los brasileños nos estamos disputando un mercado exclusivo, un territorio exclusivo, una influencia, incluso geopolítica es una gran tontería .

Incluso recordó que durante su sexenio habló con su homólogo de entonces, Fernando Enrique Cardoso, de la posibilidad de concretar en 1996 un Tratado de Libre Comercio entre ambas naciones, pero otro personaje del gobierno se opuso. Y me frustra mucho que tantos años después todavía sigamos hablando en esos términos .

edgar.juarez@eleconomista.mx