En un ambiente hostil entre el presidente Felipe Calderón Hinojosa y la lideresa magisterial, Elba Esther Gordillo, se evidenció que sí habrá evaluación universal a docentes, pero no se concretó cuándo.

Calderón Hinojosa dijo que su posición es muy clara y la aplicación de la evaluación para maestros va adelante , por lo que espera que el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) cumpla su palabra y aplique el examen a docentes.

Las palabras las emitió en la residencia oficial de Los Pinos, donde conmemoró el Día del Maestro, ahí aseveró que sin evaluación no hay calidad educativa.

Y sin calidad, lo único que avanza en México, como avanzó durante décadas, es la injusticia y la inequidad , sentenció.

La dirigente del SNTE advirtió que el magisterio cumple su palabra y sí habrá evaluación, pero cuando haya condiciones.

Gordillo dijo que el lamentable deterioro de salud de Alonso Lujambio y la inoperancia de Rodolfo Tuirán hicieron que se perdiera mucho tiempo para cumplir los objetivos, entre ellos la evaluación universal.

Incluso sentenció que el Sindicato ha propuesto cada año mejorar a la educación, pero dejó claro: El SNTE no es gobierno .

La tarea de los gobiernos es elaborar las políticas públicas para alcanzar objetivos definidos. El SNTE no es gobierno, por lo que la generalización de la educación, por cierto, en crisis, así como el programa de nutrición para los educandos, el mejoramiento físico de las escuelas, la dotación de tecnologías e Internet, entre otros muchos, es responsabilidad del gobierno federal y los gobiernos de los estados , aseveró.

Más tarde, en entrevista, Gordillo Morales detalló que el magisterio quiere evaluadores de los maestros ajenos a la Secretaría de Educación Pública y al sindicato.

Hay que evaluar a los maestros, también hay que evaluar a los funcionarios y llegó el momento de que rindamos cuentas todos, de fideicomisos, de la inversión educativa, adónde van los fondos , externó tras aclarar que la evaluación podría darse en junio o cuando haya condiciones.

La dirigente sindical entregó al Primer Mandatario un documento sobre las peticiones y visión de la evaluación y externó que el Consejo Nacional del Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación dio la cara a la sociedad para que no se intente politizar un tema altamente sensible .

Durante la ceremonia, el Presidente respondió con la firma del decreto por el que se reformó el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), el cual dota de autonomía técnica, operativa y de decisión a la institución y lo pone al margen de intereses de gobierno y sindicatos.

No obstante, el Primer Mandatario criticó la lenta labor legislativa y destacó que aún el Congreso debe consolidar la autonomía del INEE.

A mí me ha quedado claro que el gobierno no puede esperar a que se supere el enorme rezago legislativo para tomar ya las decisiones que están en nuestras manos e impulsar la calidad educativa , criticó.

Los objetivos del INEE, completó, será la generación de información confiable, lograr percepción de confianza de la información y asegurar la difusión adecuada de ésta.

En ese contexto, como primera oradora, la lideresa del SNTE también insistió en una profunda reforma a la educación normal . Mientras, Calderón enumeró los logros de la Alianza por la Calidad de la Educación.

Elba Esther Gordillo expresó al Presidente: Nuestra responsabilidad dista mucho de ser un chantaje o el pretexto para aferrarnos a posiciones que como todo, tendrán que llegar a su fin , aunque precisó que un chantaje, en cambio, es adjudicarse realizaciones que nunca se percibieron .

CONTRAPUNTEO

En la ceremonia oficial por el Día del Maestro, la líder magisterial insiste en aplazar la aplicación de la evaluación universal, mientras el Presidente se empeña en evaluar a los profesores. La lideresa sindical aprovecha la tribuna para criticar a la candidata panista, el Mandatario calla.

LA RESPONSABILIDAD ES DEL GOBIERNO

Elba Esther Gordillo, lideresa del SNTE

  • Es tarea de los gobiernos elaborar las políticas públicas para alcanzar los objetivos definidos. El SNTE no es gobierno, por lo que la generalización de la educación, por cierto, en crisis, (...) es responsabilidad del gobierno federal y de los gobiernos de los estados .
  • Hay que evaluar a los maestros, también a los funcionarios; llegó el momento de que rindamos cuentas todos, de fideicomisos, de la inversión educativa, y ese instituto (que evalúe a los maestros) debe estar formado por ciudadanos que conozcan el tema .
  • Nuestra responsabilidad con usted (Presidente), con los niños, con el pueblo, dista mucho de ser un chantaje o el pretexto para aferrarnos a posiciones que tendrán que llegar a su fin .
  • Chantaje sí es adjudicarse realizaciones que nunca se percibieron ni se imaginaron ni, mucho menos, intentaron concretar .
  • Los maestros mexicanos sabemos que son muchas las resistencias que tenemos que seguir venciendo en el camino hacia la reformulación del sistema educativo nacional, pero que nadie se equivoque, la fortaleza de los maestros es vigente y lo seguirá siendo por sobre descalificaciones y gritos estertores y de fracaso.

DEFIENDE LA EVALUACIÓN DOCENTE

Felipe Calderón, presidente de México

  • Mi postura sobre la evaluación docente es muy clara. Estoy convencido de que, sin evaluación, no hay calidad educativa. Y que sin calidad, lo único que avanza en México, como avanzó durante décadas, es la injusticia y la inequidad .
  • La evaluación magisterial va adelante. Y yo estoy seguro que el magisterio nacional honrará sus compromisos en materia de evaluación; que su dirigencia sabrá sostener su palabra, porque lo que está en juego es el bienestar y el progreso de México y de los mexicanos .
  • Y vale la pena recordar que, a diferencia de lo que ha ocurrido en décadas y décadas recientes, hoy, las plazas de docente no se heredan ni se venden ni están a merced de un capricho, de un liderazgo sindical o de una autoridad arbitraria .
  • (Que el INEE) esté en manos de quienes puedan decidir, con independencia de los intereses sindicales, sociales, políticos, que hay tanto en el gobierno, como en los sindicatos, cuál debe ser, precisamente, la mejor evaluación, y que esa evaluación responda al único criterio del bienestar del país .

tania.rosas@eleconomista.mx