El voluntariado es una actividad con amplio margen de oportunidad en México, además de poco estudiada, a diferencia de lo que ocurre en Estados Unidos o en países europeos; sin embargo, su tendencia en los últimos años ha ido en aumento y en siete años se elevó la proporción de mexicanos que dice haber hecho algo por los demás en casi 10 puntos porcentuales.

Los primeros números datan del 2005, cuando el Centro Mexicano para la Filantropía (Cemefi) realizó la primera Encuesta Nacional sobre Solidaridad y Acción Voluntaria (ENSAV), en la cual 66% de la población mexicana dijo haber hecho algo en favor de los demás sin recibir ningún pago. En la ENSAV 2012, la proporción de quienes dicen haber hecho algo por los demás se incrementó a 75 por ciento.

El voluntariado son los ladrillos con los que se construye la sociedad y se logra un cambio social , comentó Jacqueline Butcher, presidenta y directora del Centro de Investigación y Estudios sobre Sociedad Civil (CIESC), durante la presentación del libro La acción solidaria de los mexicanos, una aproximación, que contiene los resultados preliminares de la ENSAV 2012, realizada por el Cemefi y el CIESC, con el apoyo del Instituto Nacional de Desarrollo Social (Indesol).

IMPULSO AL CRECIMIENTO

En el evento, Jorge Villalobos Grzybowicz, presidente ejecutivo del Cemefi, aseguró que fortalecer la cultura y el sistema del voluntariado contribuye a aumentar el capital social en México y puede tener un impacto significativo en el desarrollo del país.

Tener un estudio como este (la ENSAV) sirve para promover políticas públicas en favor del voluntariado y coloca el tema en la agenda pública, lo que generará cambios culturales en el país , confió.

Organismos internacionales han estudiado la importancia que tiene el voluntariado; en el 2011, la Organización de las Naciones Unidas presentó un informe sobre el estado del voluntariado, en el que expresó la importancia que tiene esta acción en el desarrollo económico de un país.

En la misma línea, el Manual para medir el Voluntariado de la Organización Mundial del Trabajo reconoció la contribución de la labor voluntaria y sugirió que esta actividad se considere en los planes nacionales de desarrollo.

RESULTADOS OPTIMISTAS

La ENSAV 2012 se aplicó a 1,626 personas de ambos sexos mayores de 15 años. Según la encuesta, 75% de la población hace algo por los demás y, en promedio, cada individuo realiza 2.5 acciones voluntarias al año. Estos datos trasladados al número de habitantes que registra el Censo 2010 significarían la realización de 192.5 millones de acciones voluntarias en México cada año.

De acuerdo con los resultados preliminares de la encuesta -los definitivos se presentarán en mayo próximo-, las acciones voluntarias en México tienen lugar al interior de organizaciones de la sociedad civil pero también fuera de ellas, en espacios tan diversos como la iglesia, la escuela y la comunidad.

El estudio indica que el voluntariado permea más entre los individuos de edad media (30 a 39 años): 22 de cada 100 dice llevarlo a cabo, que entre los jóvenes o mayores.

Destaca también la relación entre ingreso y voluntariado. Quienes refirieron mayores percepciones dijeron realizar, en promedio, 2.54 acciones voluntarias al año, contra quienes informaron ingresos menores, 2.47 acciones.

En regiones donde la percepción de inseguridad es mayor, el promedio anual de acciones voluntarias por persona es 2.58, contra 2.41 que prevalece en regiones con baja percepción de inseguridad.

Por localidades, las zonas rurales presentan un indicador de 3.25 acciones voluntarias al año por persona, contra 2.3 en urbes.

¿Qué significa?

Acciones voluntarias. Se refieren a las forma de participación social no remuneradas, que hacen los individuos en favor de personas que no son sus parientes.

Voluntario. Se refiere a personas que realizan trabajo mediante un servicio no remunerado en beneficio de alguna organización de caridad o no lucrativa.

[email protected]