A escasos 60 minutos de que cerraron las casillas receptoras de votos, Jaime Bonilla Valdez, candidato de Morena-PT-PVEM-Transformemos a la gubernatura de Baja California, se declaró ganador de la elección frente a la prensa.

Su triunfo significativo, como lo calificó, puso fin, aseguró, a “30 años de represión, de marginación; el pueblo dijo: ¡ya!’’. La elección no la ganó él, sino la gente, consideró.

“Seremos un gobierno honesto, comprometido con los más necesitados, sin dejar al margen a las organizaciones, a los sindicatos, a los grupos empresariales, todos tienen cabida en el proyecto de Morena y de la coalición que nos llevó al triunfo”.

Y hasta se mofó de que estaba a la espera de recibir la llamada telefónica de Francisco Vega de Lamadrid, el gobernador panista, quien ofreció felicitarlo en el momento en que se conocieran los resultados de las encuestas de salida.

“Hemos estado esperando la llamada del gobernador, pero nunca llegó... a lo mejor nos habla a medianoche. Yo les aviso”.

En conferencia de prensa a la que no asistió Óscar Vega Marín, candidato del PAN a la gubernatura, José Luis Ovando Patrón, presidente de Acción Nacional en el estado, habló de una cerrada disputa por el gobierno estatal, por lo que criticó el hecho de que Bonilla Valdez se declarara triunfador.

“Nadie tiene ahorita la posibilidad de soltar los globos ni aventar el confeti ¿eh? Quienes lo están haciendo ahorita lo están haciendo de manera irresponsable, celebrándose sus propias mentiras.

“Nuestros números, nuestros datos nos presentan una elección cerrada con una diferencia menor a un dígito. Para ser más precisos, tan sólo 4 puntos de diferencia entre el primero y el segundo lugar”.

Cifras propias, aclaró, “nos ponen arriba en Mexicali y en Tecate, nos ponen empatados en Playas de Rosarito y no nos presentan claridad en Ensenada y en Tijuana”.

Instalan 99% de las casillas

Fue una jornada electoral blanca. Los comicios para renovar la gubernatura, cinco alcaldías y el Congreso local —25 curules (17 de mayoría relativa y 8 de representación proporcional)— transcurrieron en paz.

La autoridad electoral informó que de las 4,805 casillas programadas se instalaron 4,804, que representan 99.98% del total.

Sólo una casilla no se pudo instalar en el estado, en Tijuana, porque no se localizó a la presidenta de la misma.

Al cierre de esta edición, las primeras cifras del Programa de Resultados Electorales Preliminares de Baja California daban ventaja a Jaime Bonilla Valdez, candidato de Morena-PT-PVEM-Transformemos a la gubernatura de Baja California.

Seguido del candidato panista, Óscar Vega Marín.

Roban boletas

Durante la jornada electoral en Baja California se suscitaron al menos cuatro incidencias importantes.

La principal fue en la casilla 1,800 contigua 5 que corresponde al Distrito 13 de Tijuana en el que la presidenta de la mesa directiva de la casilla no acudió a la instalación de la misma.

Más tarde, el Instituto Estatal Electoral de Baja California sostuvo que la presidenta de tal casilla que se encontraba desaparecida, fue localizada en su domicilio luego de ejecutarse la orden de cateo.

La mujer tenía consigo el paquete electoral con las boletas intactas, aunque el envoltorio de material accesorio, fue abierto. Ante estos hechos, se llevó a la involucrada ante el Ministerio Público.

Otro incidente se registró por el robo de 1,800 boletas electorales de la casilla 1,388 en el Distrito 06; el paquete electoral fue robado de la casa de la presidenta de la mesa directiva de dicha casilla la noche del sábado y posteriormente fue encontrado en un lote baldío; a pesar de los sucesos la casilla pudo ser instalada después de mediodía.

El Instituto informó que fueron detenidas dos personas en Playas de Rosarito que portaban copias de 50 credenciales de elector y despensas y también que previo al cierre de las votaciones, la casilla 292 básica fue objeto de la sustracción de la urna con boletas, mismas que fueron quemadas en calles aledañas.