Chihuahua, Chih. A la zona más dolida del país, al epicentro de las ejecuciones, asesinatos de mujeres y de la violencia arribó ayer la Caravana del Consuelo por la Paz con Justicia y Dignidad, con la propósito de firmar este viernes un pacto ciudadano que demandará al Estado mexicano soluciones inmediatas para terminar con el flagelo de la inseguridad.

De los casi 30,000 muertos en el sexenio por la lucha anticrimen, sólo en este estado se cometieron hasta ahora 13,000 ejecuciones, dijo en la recepción a la caravana el exdiputado local, Víctor Quintana.

caravana

Cerca de las dos de la mañana de ayer, la caravana de vehículos que transportan a más de 500 personas arribó a la plaza central de esta ciudad, donde con música de mariachi sonó festivamente el Corrido de Chihuahua . Pero la algarabía se apagó por un momento cuando Olga Reyes Salazar recordó la masacre de varios de sus familiares en Juárez; Julián Le Barón el asesinato de su hermano y, sobre todo, cuando se invocó la memoria de Marisela Escobedo, quien fue acribillada en la puerta del Palacio de Gobierno de Chihuahua cuando clamaba justicia por la muerte de su hija.

En honor a ella, ayer el líder de la caravana, Javier Sicilia, colocó una placa en el lugar del crimen como un recordatorio de justicia -explicó- para el gobernador César Duarte Jáquez, a quien emplazó a no quitar el epitafio, porque se trata de una decisión ciudadana .

Sicilia comentó que durante los recorridos de la caravana se constató que los ciudadanos están cargando muchos dolores y que la patria está desgarrada .

Ahí, advirtió que si los ciudadanos no detienen la guerra anticrimen del gobierno federal, el país puede correr el riesgo de convertirse todo en Ciudad Juárez y habremos perdido para siempre, por muchas décadas, a nuestra incipiente democracia y a nuestro Estado de Derecho .

¡No están solos! y ¡Basta ya de guerra, queremos la paz! , fueron las expresiones de respuesta en este estado, como lo fue en Michoacán, San Luis Potosí, Zacatecas, Durango, Coahuila y Nuevo León, las otras entidades que visitó la caravana. Ayer, Javier Sicilia reiteró su demanda al presidente Felipe Calderón para que cambie su estrategia anticrimen.

Julián Le Barón culpó a la clase política de todos los partidos por las muertes de ciudadanos en la lucha anticrimen, pues afirmó que los dejaron solos cuando demandaron prevenir y acabar con la violencia. Consideró que las víctimas de delitos deben dejar de considerarse así para pasar a una etapa donde aprovechen para prevenir que más personas lo sean.

Finalmente, Javier Sicilia refrendó su llamado para que el Congreso apruebe la reforma política con los anexos que propone el movimiento que encabeza.

[email protected]