El recorte de 239,700 millones de pesos al presupuesto para el 2017, entregado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), no afectará los ingresos de los legisladores que componen el Congreso de la Unión.

De aprobarse el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) 2017, al Legislativo -incluyendo la Auditoría Superior de la Federación y las dos cámaras- le corresponderán 15,088 millones 510,579 pesos, de los cuales 9,539 millones 836,957 pesos son para servicios personales.

El documento arroja que el Poder Legislativo propone un aumento para el gasto de 3.6% en términos reales, comparado con lo aprobado en el 2016.

La iniciativa reporta que la Cámara de Senadores solicitó 4,761 millones 743,392 pesos para el ejercicio fiscal del 2017. Lo aprobado para el año en curso es de 4,760 millones 977,000 pesos.

De esa cifra, los senadores piden 2,919 millones 609,414 pesos para servicios personales, lo que incluye el pago a los legisladores de este recinto.

En cuanto a la Cámara de Diputados, los congresistas prevén un gasto total de 8,051 millones 487 pesos para el año entrante. Lo aprobado para el 2016 fue de 7,339 millones 166,195 pesos.

Los diputados solicitan 4,886 millones 292,747 en remuneración a servicios personales, lo que incluye remuneraciones y prestaciones al personal que labora en la Cámara.

En cuanto a la Auditoría Superior de la Federación, la cifra propuesta para el siguiente año es de 2,275 millones 766,700 pesos. En tanto, lo aprobado para el 2016 fue de 2,039 millones 994,377 pesos, es decir, también un aumento de recursos, aunque es necesario destacar que la Auditoría tendrá mayores facultades derivado del paquete anticorrupción aprobado en el país.

No es la primera ocasión que los legisladores no se ven impactados por ajustes.

Para el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2015, la Cámara de Senadores solicitó un gasto total de 4,269 millones 177,269 pesos, de los cuales 2,258 millones 590,814 pesos fueron para servicios personales.

En tanto, la Cámara de Diputados pidió en ese año 7,339 millones 166,195 pesos, de los cuales 4,294 millones 631,686 pesos fueron para servicios personales.

En ese periodo, para la Auditoría Superior se autorizaron 2,039 millones 994,377 de pesos; 1,455 millones 910,329 pesos fueron para servicios personales.

En el proyecto para el próximo año, el Congreso expone que la Cámara de Diputados tiene la encomienda de iniciar, discutir y aprobar las normas jurídicas de carácter general.

ana.langner@eleconomista.mx