El candidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, dijo tener información de que el presidente Enrique Peña Nieto dio instrucción para que se le permitiera al candidato independiente, Jaime Rodríguez Calderón, participar en el proceso electoral.

Entrevistado en Tequila, Jalisco, López Obrador dijo que Rodríguez Calderón presumía desde hace varios días que “iba a ser candidato, porque se lo había pedido el presidente Peña Nieto para quitarnos votos a nosotros”.

— ¿Le hablo (el presidente) Peña a los Magistrados? -se le preguntó.

“No hace falta que hable Peña; para eso está el Secretario de Gobernación, hacen la labor”.

— ¿Pero fue por orden de Peña?

“Eso sí, sin duda. Fue una orden de Peña para cumplir con el compromiso que hizo el señor Rodríguez”, afirmó López Obrador.

El candidato presidencial de Morena, PT y PES insistió en que “ellos (en referencia a quien denomina la mafia del poder) lo invitaron a participar pensando que nos iba a quitar votos a nosotros”.

Sin embargo, dijo estar seguro de que Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco, no le restará votos, sino al contrario.

“Claro que nos están dando más votos con todo esto, porque la gente que estaba indecisa se está dando cuenta de que es la inmundicia este régimen, no se había visto tanta corrupción, tanta impunidad, cuando se decide que los que falsifican firmas, porque no nada más es este señor, en abono a él, son todos, con excepción de Marichuy”, afirmó.

Andrés Manuel López Obrador aseveró que es un delito la falsificación de firmas, “y una de esas, no estoy tan seguro, pero puede ser que haya gente en la cárcel por falsificar firmas”.

“En este caso, falsificaron millones de firmas, porque no es nada más un candidato, millones de firmas y resulta que son candidatos, que son exonerados y que no pasa nada, esto demuestra el grado de descomposición del régimen, está podrido el régimen y tiene que ver con la alianza del PRI y del PAN”, aseveró.

El tres veces candidato a la Presidencia de la República reiteró que los actuales magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) fueron nombrados por el PRI y el PAN, por lo que los calificó de “maiceados”. Dijo que, afortunadamente para él, la elección del 1 de julio no se judicializará, porque ganará -visualizó- por un margen de 12 a 15 millones de votos.

“Desde que se nombraron a los órganos electorales, pero no nos preocupa porque va a ser voto masivo, les vamos a ganar con más del 50% del porcentaje; vamos a ganarle con 12 o 15 millones de votos de ventaja. No tiene nada que ver el INE, el tribunal”, dijo.

¿No habrá compra de votos? -se le preguntó.

“Pero no les funciona, cuando decidieron, cuando le pidieron al señor Rodríguez que fuese candidato para supuestamente quitarnos votos a nosotros, ellos calculaban y lo mejor lo siguen pensando, que, si él va a la boleta, nos quita votos a nosotros. ¡Pues no! les va a quitar votos al PAN y al PRI, porque la gente que va a votar por nosotros ya sabe perfectamente bien, quiénes son los otros candidatos. Ya saben que sólo hay un candidato opositor al régimen corrupto, uno nada más, ¿les digo quién? Ya sabes quién”.

En otro tema, López Obrador dijo que no le merece ningún comentario el reto que le lanzó para debatir semanalmente el candidato presidencial del PRI, José Antonio Meade

Y cuestionado sobre los spots de Meade, en los que se observan a personas decir que tienen miedo de que López Obrador gane la Presidencia de la República, el candidato de Morena, PT y PES respondió: “¡Uy! Entonces es como decía mi paisano Chico Che. ¡Ay qué miedo, miren cómo estoy temblando, no me espantes panteón!”.

jmonroy@eleconomista.com.mx