El gobernador del estado de México, Eruviel Ávila, anunció el desarme de los elementos policiacos en los municipios de Chiautla y Chiconcuac, en donde la Comisión Estatal de Seguridad Ciudadana (CES) asumió el control de la seguridad con 150 elementos.

Aunque el gobernador no reveló los motivos por los cuales ordenó la remoción de los cuerpos de seguridad, explicó que los elementos policiacos municipales serán acuartelados y sus armas serán sometidas a exámenes de balística.

Sin embargo, fuentes del gobierno estatal comentaron que la remoción de los policías municipales tiene el propósito de que sean investigados por actos de secuestro que han ocurrido en esos municipios, entre ellos el ocurrido el 1 de julio pasado del joven médico Miguel Aguirre Moreno, quien es hijo del excandidato de Morena a la alcaldía de Chiautla, Miguel Aguirre Ruiz.

En conferencia de prensa, el secretario general de Gobierno del estado de México, José Manzur, dijo que como parte de las acciones del Mando Único, la Comisión Estatal de Seguridad Ciudadana asumió la función de seguridad pública de los municipios de Chiautla y Chiconcuac, debido a que se registró debilitamiento institucional.

En ambos casos se duplica el estado de fuerza; en Chiautla 47 elementos municipales fueron reemplazados por 86 elementos de la CES, y en Chiconcuac de 33 elementos municipales fueron relevados por 66 de la Policía estatal.

Los policías municipales serán evaluados por parte del Centro de Control de Confianza del Estado de México y estarán sujetos a capacitación y nivelación académica.

[email protected]