Hangzhou, Ch. El presidente de la República Popular China, Xi Jinping, urgió a sus homólogos de las principales economías del mundo, que integran el G-20, a sacar a la economía mundial del punto crítico en que se halla, tal como estuvo hace ocho años.

Al inaugurar la XI Cumbre de Líderes del G-20, que durante dos días se celebrará en esta capital con la participación del presidente de México, Enrique Peña Nieto, el anfitrión dijo que el reto es lograr una nueva senda del crecimiento económico mundial, una gobernanza más eficaz y un comercio incluyente e interconectado.

Debido a distintos factores, explicó Xi Jinping, la economía mundial, aunque sigue recuperándose, se enfrenta a diversos riesgos y retos como un crecimiento débil, una demanda baja, la volatilidad de los mercados financieros y un crecimiento bajo del comercio y la inversión internacional.

El G-20 reúne a las principales economías del mundo, la comunidad internacional tiene muchas expectativas y espera que esta cumbre sea un éxito. Yo espero que esta cumbre encuentre una solución tanto para los síntomas como las causas de los problemas económicos mundiales. Espero que se consiga un crecimiento económico fuerte, sostenible, incluyente y equilibrado , dijo su presidente.

Siempre que los líderes del G-20 actúen juntos, aseguró, podrán capear el temporal de la economía mundial y navegar hacia un futuro de crecimiento.

El G-20 debe ser un grupo de acción, no de debate, estableció.

Este año hemos formulado planes de acción en muchos ámbitos: desarrollo sostenible, financiación de eficiencia energética, lucha contra la corrupción, y cada uno de esos planes debe llevarse a la práctica , demandó.

Hace ocho años, en el punto álgido de la crisis financiera internacional, explicó, el G-20 actuó con un espíritu de unidad y solidaridad y ello permitió sacar del precipicio a la economía mundial y volverla a poner en la senda del crecimiento y la recuperación.

Hoy la economía mundial vuelve a estar en un punto crítico , reconoció el mandatario chino.

Y agradeció a Turquía, país que le pasó la estafeta de la Presidencia del G-20, su trabajo realizado y los resultados obtenidos bajo el tema actuación colectiva para un crecimiento incluyente y robusto .

Turquía, amplió, consiguió avanzar en el tema de la inclusión y la inversión.

Desde la óptica del anfitrión de la cumbre mundial de comercio, el proteccionismo va en aumento y el régimen comercial multilateral está en una situación difícil.

Pese a los avances que se han conseguido en la reforma financiera regulatoria, sigue existiendo el riesgo de burbujas , alertó.

El G-20 es el foro más importante de cooperación económica y financiera, que reúne a las economías más avanzadas y emergentes del mundo.

En conjunto, los países que lo integran representan 86.1% del PIB mundial, 77.2% del comercio internacional y 64.4% de la población total del orbe.

En el G-20 participan Alemania, Arabia Saudita, Argentina, Australia, Brasil, Canadá, China, Corea del Sur, Estados Unidos, Francia, India, Indonesia, Italia, Japón, México, el Reino Unido, Rusia, Sudáfrica, Turquía y la Unión Europea.

El presidente Peña Nieto y su esposa Angélica Rivera participaron en la foto familiar de los jefes de Estado y de gobierno y sus cónyuges, asistentes a la Cumbre de Líderes del referido grupo, y acudieron a una cena ofrecida por el anfitrión.

rramos@eleconomista.com.mx