El gobierno del Distrito Federal permanece en alerta ante las múltiples réplicas que se han presentado luego del terremoto del pasado martes con magnitud de 7.4 grados en la escala Richter, que sacudió con fuerza a la capital del país, así como a Oaxaca y Guerrero, este último epicentro del sismo.

El jefe de Gobierno, Marcelo Ebrard, aseguró en su cuenta de Twitter que ya sumaban 113 réplicas hasta las 4 de la tarde de ayer.

En conferencia, Ebrard aseveró que la ciudad de México sigue sin daños, luego de que este jueves se sintiera una réplica de mediana intensidad, es decir, de 5 grados.

Es difícil de predecir si vamos a tener más movimientos. Lo que vamos a hacer es permanecer aquí en alerta el día de hoy (jueves), y vamos a estar atendiendo la situación desde el C4 , informó.

Comentó que los servicios básicos operan con normalidad y que los estratégicos también funcionan bien, así como el Sistema de Transporte Colectivo Metro, el Trolebús, el Tren Ligero y el Metrobús.

Descartó daños adicionales a los registrados tras el sismo del martes y dijo que el costo de los daños se mantiene en 45 millones de pesos.

Mencionó que no ha sido necesario suspender las clases. Si percibiéramos o tuviéramos elementos para suponer un riesgo mayor, desde luego que las suspenderíamos. Tenemos 49 brigadas sólo revisando escuelas , especificó.

NO NACE UN VOLCÁN

ESPERAN MÁS RÉPLICAS, PERO ESPACIADAS

No hay un volcán naciendo en la cercanías de Ometepec, descartó Víctor Hugo Espíndola Castro, experto del Servicio Sismológico Nacional, dependiente de la UNAM. En la región tectónica cerca de las costas de Guerrero y Oaxaca, la probabilidad de que se forme un volcán es prácticamente cero. No es idónea para su formación, es muy difícil este escenario , dijo.

Informó que las réplicas continuarán las próximas semanas como parte del desfogue de energía, producto del choque de las placas tectónicas, pero se darán en forma más espaciada.

Recordó que en la franja de la región conocida como la brecha de Guerrero, entre Acapulco y Petatlán, no ha ocurrido un sismo importante, por lo que se está acumulando energía y su potencial sísmico es alto. Compartió que el terremoto de 1985 fue 20 veces más potente que el del martes.

SERÁN DOS SEMANAS SIN AGUA

Las partes altas de la delegación Iztapalapa, donde se reparte agua por tandeo, tendrán que esperar dos semanas para que se normalice el servicio, de acuerdo con Ramón Aguirre, director general del Sistema de Aguas de la Ciudad de México.

En las zonas de tandeo, si hay una fuga, tienen que esperar hasta la otra semana. No les toca a los ocho días, les toca hasta los 14 días, por la reparación de los ductos , indicó.

El sismo del 20 de marzo provocó fracturas en el acueducto Chalco-Xochimilco, en un tubo en Iztapalapa, y en la planta de bombeo La Caldera, esos sistemas están en reparación.

Aunque el jefe de gobierno, Marcelo Ebrard, había informado el viernes que se regularizaría el suministro de agua, Aguirre dijo que será hasta el domingo, pero que alrededor de 50,000 personas tendrían que esperar hasta 15 días.

Aguirre descartó que las fracturas en los acueductos se hayan vuelto abrir por las réplicas.

veronica.macias@eleconomista.mx