El presidente Felipe Calderón dijo al embajador de Estados Unidos en México, Anthony Wayne, que lamenta profundamente el ataque de policías federales a diplomáticos estadounidenses ocurrido el viernes pasado y advirtió que las investigaciones corren con todo rigor y severidad .

No podemos permitir que pasen esos hechos. Sea por negligencia, sea por falta de capacitación, sea por falta de confiabilidad, sea por complicidad, no pueden admitirse esos hechos , expuso en el Foro Nacional Sumemos Causas, Ciudadanos+Policías.

El foro organizado por la Asociación Causa en Común AC fue inaugurado por Calderón y Wayne. En ese contexto, el Primer Mandatario expuso al Embajador que la Procuraduría General de la República es la encargada de la investigación para deslindar responsabilidades.

Durante la ceremonia, el secretario de Gobernación, Alejandro Poiré, emitía su discurso en torno de los controles de confianza de policías, pero la mayoría de éste no fue escuchado por Calderón, quien platicó por largo tiempo con la procuradora general de la República, Marisela Morales.

En su discurso sobre seguridad, Wayne no mencionó la emboscada , pero antes del evento precisó que se han establecido esfuerzos de las autoridades de ambos países para organizar la investigación .

El gobernador de Morelos, Marco Antonio Adame, quien también acudió al foro que se llevó a cabo en el Museo Nacional de Antropología, expresó su repudio a la balacera del vehículo que transportaba a personal de la Embajada de Estados Unidos.

Quiero manifestar mi repudio absoluto a estos lamentables acontecimientos que sucedieron a personal de la Embajada de Estados Unidos, en tránsito por Morelos y con destino a un paraje del Estado de México , destacó.

ERAN AGENTES DE LA CIA

MARINO NO MANEJABA LA CAMIONETA

Las maniobras de escape del automóvil agredido en Tres Marías no estuvieron a cargo del Capitán de la Secretaría de Marina. El conductor era uno de los funcionarios estadounidenses, identificados como agentes de la Central de Inteligencia.

El Marino iba en la parte posterior de la unidad y solicitó auxilio, vía celular. La Secretaría de Marina aclaró que su función era de enlace y traductor.

La defensa de los 12 federales sostiene que se confundieron, pues marcaron el alto al automóvil y el conductor omitió la instrucción.

Se había informado que el Capitán de Marina conducía el automóvil diplomático y la institución aclaró que el elemento naval sólo requería operar equipos de comunicación.

La Secretaría aclaró que los ciudadanos estadounidenses iban de visita a los cursos de adiestramiento.

Cabe mencionar que los policías federales detenidos por estos hechos se encuentran en arraigo, por 40 días, desde el lunes, con el objetivo de que la autoridad lleve a cabo las investigaciones pertinentes.