La diputada sinaloense Lucero Guadalupe Sánchez abandonó anoche la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) de la PGR, aunque su situación jurídica cambió de testigo a indiciada en el delito de falsificación de documentos, al comprobarse que sí acudió el año pasado al penal del Altiplano a visitar al narcotraficante Joaquín el Chapo Guzmán con una identidad distinta.

La legisladora, que aún conserva el fuero y en caso de que la PGR decida consignar su expediente, tendrá que solicitar al Congreso de Sinaloa un juicio de procedencia en su contra, abandonó las instalaciones de la SEIDO alrededor de las 7 de la noche de este jueves, tras 13 horas de permanecer retenida.

El abogado de la legisladora, Rubén Tamayo, dijo que su cliente se reservó su derecho a declarar por la falsificación de documentos, por lo que su situación pasó de testigo a indiciada, aunque pudo obtener su libertad bajo reservas de ley. El abogado destacó que Lucero Sánchez declarará por escrito y no se descarta que vuelva a ser requerida por autoridad. No fue posible observar la salida de la legisladora, debido a que abandonó las instalaciones de la SEIDO por una puerta trasera.

El 14 de abril del 2015, el entonces comisionado nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido, informó que una mujer había utilizado documentos falsos para presentarse ante Guzmán Loera.

Al realizar los cruces de información correspondientes con las distintas bases de datos, se identificó que la defensa de Guzmán Loera ingresó de manera irregular a terceros vinculados con el interno , dijo entonces la CNS.

Fue hasta el 16 de junio del 2015, casi dos meses después de la versión oficial, la cual no mencionaba el nombre de la mujer, que trascendió que se trataba de una diputada.

Durante la madrugada, la diputada acusó de violación a sus derechos humanos, tortura e incomunicación, por lo que desde las 10:45 de la noche del miércoles, que ingresó a la SEIDO, sus abogados tramitan diversos amparos, en uno de los cuales sostienen la inmunidad parlamentaria que tiene.