El exgobernador interino de Veracruz, Flavino Ríos Alvarado fue detenido la mañana del sábado al salir de su domicilio en Xalapa por autoridades locales bajo los cargos de tráfico de influencias, abuso de autoridad y encubrimiento , explicó el mismo Ríos en entrevista radiofónica.

Hay una orden de aprehensión , indicó, no obstante descartó recurrir a la figura del amparo debido a que nunca he hecho algo indebido , al tiempo que aclaró que específicamente se le acusa de ayudar a Javier Duarte a escapar del estado.

Y es que a Ríos Alvarado se le imputa facilitar la huida del exgobernador prófugo mediante el otorgamiento de un helicóptero propiedad del estado de Veracruz. La aeronave trasladó al entonces gobernador con licencia a la ciudad de Coatzacoalcos, de donde no se supo más de su paradero.

En principio, Ríos Alvarado negó haber prestado algún helicóptero a Duarte de Ochoa; sin embargo, tres semanas después de recibir la investidura como gobernador interino aceptó que la aeronave había sido proporcionada a Duarte bajo la premisa de no saber que había una orden de aprehensión en su contra.

En aquella declaración, Ríos agregó que de saber cuál era la situación financiera del estado no habría aceptado hacerse cargo de la administración estatal.

El exgobernador interino asumió como la cabeza del ejecutivo local el pasado 12 de octubre, mismo día en el que Javier Duarte pidiera licencia para afrontar, dijo en su momento, las acusaciones sobre malversación de recursos que se empezaban a gestar en su contra.

Su periodo al frente del estado culminó el pasado primero de diciembre, después de que Miguel Ángel Yunes Linares tomara protesta como el nuevo gobernador electo de la entidad.

Ríos fue durante el último año de gobierno de Duarte su mano derecha. Asumió como titular de la Secretaría de Gobernación estatal en el 2015 y antes fue legislador en el Congreso veracruzano.

Pidió licencia en octubre

Ya suman casi cinco meses desde la fuga

Javier Duarte de Ochoa lleva ya 147 días prófugo desde que se giró la primera orden de aprehensión en su contra, después de pedir licencia como gobernador de Veracruz.

El exgobernador dejó el cargo el 12 de octubre del 2016, después de que un juez girara una orden de aprehensión derivada de las denuncias presentadas por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), que le imputan operación de recursos de procedencia ilícita, además de delincuencia organizada.

Desde entonces diferentes denuncias se han acumulado, tan sólo ya en octubre pasado, la Auditoría Superior de la Federación había presentado 52 denuncias por irregularidades en las cuentas públicas del 2011 al 2014, en tanto que existen por lo menos 24 denuncias penales contra sus excolaboradores. (Redacción)