Puebla, Pue. En esta entidad fueron suspendidas 12 gasolineras por inconsistencias fiscales y por presunta venta de producto robado, informó el jefe del Servicio de Administración Tributaria (SAT), Osvaldo Santín Quiroz; mientras que la Procuraduría General de la República (PGR) detuvo al edil de Palmar de Bravo, Pablo Morales Ugalde, por su presunto vínculo con la venta de combustible ilícito.

Durante su visita a esta ciudad, Santín Quiroz explicó que las 12 gasolineras tienen un proceso abierto de investigación y son parte de las 27 que detectaron en operativos que también realizaron en el Estado de México, Michoacán y Veracruz.

Comentó que en el caso de las estaciones poblanas suspendidas la mayoría se encuentra en el llamado triángulo rojo. Las sanciones aplicadas a esos negocios están relacionadas con la evasión de impuestos, tener contratos cancelados con Pemex y que se haya detectado producto robado en la comercialización.

Por otro lado, la PGR a través de su cuenta de Twitter dio a conocer que se cumplió la orden de aprehensión en contra de Morales Ugalde, esto con el apoyo de la Secretaría de Marina Armada de México.

Se trata de la primera autoridad en el estado que es detenida por su presunta responsabilidad en la venta de combustible robado y a quien el SAT desde hace varios meses investigaba. El edil es dueño de tres gasolineras.