El fiscal general de Guerrero, Xavier Olea Peláez, reveló que al menos dos personas han sido detenidas por el asesinato del alcalde perredista de Pungarabato, Ambrosio Soto Duarte, ocurrido el pasado 23 de julio.

Al comparecer ante el Congreso de Guerrero, donde además reveló que 1,251 personas han sido asesinadas en el estado desde el 1 de enero pasado, el fiscal reveló los avances en las investigaciones que se llevan a cabo en torno al asesinato del primer edil de Ciudad Altamirano, como también se conoce a Pungarabato.

Aunque no ofreció mayores detalles, Xavier Olea explicó que la detención de esas dos personas de quien tampoco reveló su identidad se llevó a cabo luego de un operativo de búsqueda y localización entre la Fiscalía de Guerrero y la Procuraduría de Michoacán, en municipios limítrofes entre ambos estados.

Dijo que por parte de la fiscalía fueron desplegados en la zona 150 elementos de la policía ministerial, mientras que la Procuraduría de Justicia de Michoacán envió seis helicópteros. No precisó la fecha y horas exactas de dicho operativo, que actualmente sigue en ejecución, añadió.

El fiscal Olea aprovechó para cuestionar ante los diputados locales la falta de recursos, pues dijo que mientras los agentes de Michoacán arribaron a Tierra Caliente con 60 camionetas nuevas, la fiscalía de Guerrero llevó 40 vehículos chatarra.

Previamente, el fiscal de Guerrero señaló al grupo criminal Caballeros Templarios como el responsable de ordenar el homicidio del presidente municipal, Ambrosio Soto.

El alcalde había sido amenazado en tres ocasiones, y finalmente fue asesinado el pasado 23 de julio, en el municipio de San Lucas, Michoacán, que se ubica a 20 minutos de Pungarabato, municipio que gobernaba. Según la fiscalía recibió al menos 200 disparos.

[email protected]