El secretario de Salud, Salomón Chertorivski, descartó que exista amenaza de una epidemia de influenza por el incremento en la cifra de casos en el país, y se espera que al concluir el invierno se alcancen 7,000 contagios de los tipos A(H1N1), A(H3N2) y B, que son los virus estacionales.

En conferencia de prensa, señaló que los casos registrados no representan una amenaza pues para que lo sea tendrían que presentarse 20 casos por cada 1,000 habitantes y el reporte es que en México hay siete enfermos por cada 1,000 residentes.

"Hasta este momento y con toda la evaluación que tenemos, todo el monitoreo, todo el reporte de hospitales, no hay un problema que deba alarmar, es un tema -como siempre en época de frío- que debe ocuparnos para reiterar las medidas que se deben tomar para que la gente esté bien preparada", externó.

En este sentido llamo a que la población se vacune como una medida preventiva, sobre todo la considerada de riesgo como son las personas menores de seis y mayores de 60 años, embarazadas o individuos con enfermedades crónicas como obesidad, diabetes, hipertensión, cáncer y VIH/Sida.

Chertorivski indicó que en ningún momento se ha planteado la posibilidad de cerrar escuelas, pero sí recomendó que no se mande a los niños si tienen síntomas de gripe o enfermedades respiratorias, que no los automediquen y los lleven al doctor para que reciban el tratamiento adecuado.

El titular de la SSA detalló que suma 637 el número de casos de influenza en general que se han presentado en el país durante lo que va de enero, de los que 573 son de A(H1N1), así como 10 muertes, nueve por ese tipo de virus, lo que es considerado normal en esta temporada.

Chertorivski Woldenberg, quien estuvo acompañado por el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Pablo Kuri, precisó que los casos graves y las 10 defunciones por influenza corresponden a personas en riesgo, "y que por fortuna no se han registrado muertes en embarazadas".

Aseguró que se tienen los suficientes medicamentos para enfrentar la enfermedad en el país, pues se cuenta con un millón 700,000 dosis de osetamivil, que es el antiviral utilizado para combatir la influenza.

Sin embargo, el funcionario federal reiteró que es indispensable que ante cualquier síntoma acudan al médico y no se automediquen.

Detalló que se espera que al concluir la temporada de invierno, en marzo, se presenten de 3,000 a 7,000 casos de influenza, lo que no es alarmante.

Incluso podría haber semana en que se presenten más casos que otras, lo importante es observar la tendencia; "el número de casos no es lo relevante, lo relevante es la proporción de casos de los mil que llegan, cuántos son los que padecen influenza".

"Ahorita vamos en 7 por 1,000. Mientras no lleguemos a 20 por 1,000, que es el indicador que tiene establecido el Centro de Control de Atención y Control de Enfermedades -si son 1,000, o 2,000, o 3,000-, no tenemos alguna situación que genere una alarma. La cifra no es tan importante como la proporción", explicó.

De acuerdo con el reporte más reciente que dio a conocer el domingo la SSA, la frecuencia de las infecciones respiratorias agudas normalmente se incrementa durante la temporada de frío, por lo que hasta el 20 de enero de 2012 se registraron 505,521 consultas por infecciones respiratorias agudas, así como 1,343 casos de neumonías y bronconeumonías.

MIF