Las lluvias originadas por el Frente Frío número 13 en el sur del país ya ocasionaron los primeros estragos. En Chiapas, las autoridades reportaron el desbordamiento de ríos, así como deslaves; mientras que en Tabasco continúan en alerta.

Protección Civil del gobierno de Chiapas informó ayer 19 de noviembre, que se desbordaron los ríos Guadalupe Paxila, El Mango y Get ja, lo cual generó encharcamientos en el municipio de Chilón. El arroyo La Mina también se desbordó, lo cual ocasionó que ocho viviendas resultaran afectadas en Pantepec.

Además, se reportó, por segunda ocasión, el desbordamiento del río Agua Azul, por lo que en el municipio de Tumbalá se evacuaron a familias.

Asimismo, se informó de deslaves en los municipios de Yajalón y La Grandeza, y afectación en la carpeta de rodamiento en Unión Juárez y deslizamiento de suelo en Amatán.

En Tabasco, seis de los 13 ríos que son monitoreados aún superan su nivel máximo, mientras que dos tienen tendencia a desbordarse.

El Instituto de Protección Civil del Estado expuso que entre los ríos desbordados “se sitúan los dos más caudalosos del país, el Grijalva, cuyo cauce atraviesa la capital tabasqueña y desemboca por Frontera, y el Usumacinta, el cual cruza toda la subregión de Los Ríos, conformada por Balancán, Emiliano Zapata, Jonuta y Tenosique, y también escurre hacia el Golfo por el municipio de Centla”.

Explicó que la mayoría de los ríos “mantiene una tendencia a estabilizarse”, sin embargo, ante los pronósticos de lluvias en los siguientes días, exhortó a los habitantes a mantenerse en alerta.

Por otra parte, la Sedena señaló que, a través del Plan DN-III-E, Plan Marina y Plan Guardia Nacional, se han desplegado 2,479 elementos para auxiliar a la población en Tabasco y Chiapas.

arizbet.garcia@eleconomista.mx