Organizaciones de la sociedad civil denunciaron que agentes de seguridad privada fueron contratados por el gobierno mexicano para cuidar las vías del tren conocido como La Bestia, donde cometen severos abusos e incluso ejecutan a migrantes en tránsito por el país.

Organizaciones del Colectivo de Personas Defensoras de Migrantes y Refugiados (Codemire) reportan que a partir de julio, agentes de la corporación Cuerpo de Guardias de Seguridad del Valle de Toluca (Cusaem) se han hecho presentes a lo largo de las vías de tren que corren del Estado de México a Celaya, Guanajuato.

La hermana Leticia Gutiérrez Valderrama, directora general de Scalabrinarias: Misión para migrantes y refugiados, precisó que el colectivo ha documentado ocho ejecuciones. En tres de estos casos, los testigos dicen haber reconocido elementos del Cusaem como los victimarios, y en cinco manifestaron que los asesinos se trataban de uniformados.

Aseveró que los guardias del Cusaem no les permiten subir a los trenes, y en ocasiones, mientras corren detrás de La Bestia para abordarla, al momento de estar arriba les disparan, como tiro al blanco .

El director de Casa para Migrantes Ixtepec, el padre Alejandro Solalinde, consideró injustificable un grupo extra policial que incurre en agresiones, amenazas y ataques con armas de fuego en contra de migrantes.

Además del Cusaem, las no gubernamentales han detectado la presencia de otras empresas como Servicios Especiales de Protección en México (Serpromex).