Con ocho votos en favor y un en contra el Consejo General del IFE aprobó aplicar sólo amonestaciones públicas al partido en proceso de liquidación, el PSD, por las irregularidades detectadas en la revisión de sus informes anual de ingresos y egresos, y de campañas federales, ambos correspondientes al periodo 2009.

En el documento de resolución del IFE se explica que este instituto político -el cual perdió el registro el año pasado al no alcanzar 2% de la votación nacional en los comicios para diputados federales- tiene deudas que superan los recursos con los que cuenta.

Semanas antes, quien fuera el presidente nacional de este partido, Jorge Carlos Díaz Cuervo, estimó que la deuda del PSD era de alrededor de $75 millones, entre proveedores, multas aplicadas en la víspera por el IFE y demandas laborales, mientras que en cuentas bancarias se tenían unos $53 millones.

Así,la resolución de ayer del IFE indica que considerando el actual estado de las finanzas del Partido Socialdemócrata en liquidación, en el sentido de que existen adeudos derivados de créditos laborales y fiscales mayores al capital con el que se cuenta para hacerles frente, imponer una sanción pecuniaria (en efectivo) tendría como resultado que la misma no fuera en ningún momento aplicable . De la revisión de los ingresos y egresos del PSD en el 2009 se desprendieron 57 faltas de carácter formal.

mrubi@eleconomista.com.mx