Luego de la renuncia de Miguel Ángel Mancera a la Jefatura de Gobierno, a finales de marzo, para ir tras un escaño en el Senado por la vía plurinominal, damnificados del sismo del 19 de septiembre acusan un “silencio” por parte de las instituciones capitalinas para atender las demandas de los afectados.

En entrevista, Francia Gutiérrez, integrante de Damnificados Unidos y vocera del edificio 1C del Multifamiliar Tlalpan, mismo que colapsó, cuestionó la decisión de Mancera Espinosa, pues consideró que antepuso sus intereses políticos frente a la emergencia permanente de quienes perdieron o sufrieron daños en sus viviendas.

“Casualmente a los días posteriores a la renuncia de Mancera hemos advertido un silencio y una inacción casi institucional, a pesar de la buena cara del nuevo comisionado, al parecer tiene buena voluntad, pero no vemos que se ejecuten los acuerdos”, indicó.

La situación de los damnificados es doble: desatención y abandono. Señalan que tras la dimisión del jefe de Gobierno, el acceso a los recursos para la reconstrucción se redireccionan a la Secretaría de Finanzas, instancia que no da respuesta.

“Una dependencia sin una cabeza de gobierno, pues no puede tomar buenas decisiones”, enfatizó.

Asimismo, Francia Gutiérrez indicó que esperan el informe de la Comisión de Derechos Humanos local, luego de sostener una audiencia pública con los damnificados y que en éste se hagan los señalamientos correspondientes a la Jefatura de Gobierno.

“Estamos en un riego de quedar en el limbo y no lo vamos a permitir, sobre todo porque hay un Fondo de Reconstrucción para la Ciudad de México, un fondo que se aprobó con los días de emergencia encima como si fuera una campaña publicitaria, los fondos aún no han llegado, las donaciones tampoco las vemos dirigidas a los damnificados”, puntualizó.

El silencio “inexplicable” de las dependencias capitalinas a las dos semanas inmediatas a la renuncia de Mancera, consideran los damnificados, son “cruciales”, pues al ser tiempos electorales los recursos destinados a la reconstrucción “tendrían que ejecutarse con la mayor de las transparencias”.

En este sentido insistió en que no existe una política de Estado para atender la emergencia ni a nivel local ni nacional.