La Presidenta del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Alejandra Barrales, anunció que la resolución del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJ), sobre renovar la dirigencia nacional del instituto político en un plazo de 60 días, coincide con “los tiempos fijados para la vida democrática de nuestro partido”.

Mediante sus redes sociales, Barrales confió en que a la par de la renovación de la dirigencia, se podrá registrar al Frente Ciudadano por México como coalición electoral, además de que se definirá el método de las candidaturas con las que participarán en los comicios del 2018.

Sobre el anuncio de la renovación de su dirigencia, cabe señalar que el pasado 3 de septiembre, el Consejo Nacional del PRD resolvió prorrogar la elección una vez que concluya el proceso electoral del 2018, alegando que el Instituto Nacional Electoral (INE), al que solicitarán organizar su votación interna, estará ocupado en conducir los comicios federales y estatales del próximo año.

“No existe la imposibilidad jurídica y material que manifiesta el PRD para organizar su elección interna de renovación de la dirigencia nacional, pues las causas alegadas (situación financiera del partido e inicio del proceso electoral) son consecuencia de la conducta asumida por el partido, que vulneró lo establecido en su normativa, así como los plazos de ejecución”, reviró en un comunicado el Tribunal Electoral Federal.

En sesión privada el miércoles pasado, al resolver el juicio ciudadano 633/2017, los magistrados del Tribunal consideraron que los dirigentes del partido del sol azteca propiciaron una circunstancia que les permitía alegar esa supuesta imposibilidad; sin embargo, “éstos tuvieron suficiente tiempo para cumplir con el proceso de renovación” y la comisión jurisdiccional de ese partido fue omisa en su cumplimiento.

Ante el incumplimiento, el órgano electoral resolvió por unanimidad fijar al partido un plazo de 60 días naturales —antes de la segunda semana de diciembre— para que realice los actos jurídicos correspondientes a fin de renovar la dirigencia nacional partidista e inicie sus funciones.

De acuerdo con los estatutos de la dirigencia del PRD, los órganos directivos partidistas se tienen que renovar cada tres años; es decir, que el pasado 4 de octubre venció el plazo legalmente.

Por lo anterior, Carlos Sotelo, ex secretario de Asuntos Municipales del CEN del PRD, fue el único que renunció formalmente a su cargo ante el INE; el pasado 5 de octubre, además, solicitó a sus compañeros que hicieran lo mismo.