Cuernavaca, Mor. El alcalde de este municipio, Cuauhtémoc Blanco, aceptó dejar en manos del comisionado estatal de seguridad, Alberto Capella, el resguardo y protección de los ciudadanos de Cuernavaca, lo que significó el relajamiento de la relación con el gobernador del estado, Graco Ramírez.

Esta decisión se dio después de que Graco Ramírez se reuniera en la ciudad de México con el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio, a quien pidió ser interlocutor con el gobierno municipal de Blanco, revelaron fuentes a ?El Economista.

De esa forma, tras el encuentro entre Ramírez Abreu y el secretario de Gobernación, se llevó a cabo una reunión en Cuernavaca entre funcionarios estatales, municipales y federales de la Segob, donde se acordó que las policías municipal, estatal y federal actuarán de común, bajo tutela del gobierno del estado.

A partir del 6 de enero, la seguridad pública es responsabilidad del gobierno del estado. Cuauhtémoc Blanco está privilegiando el diálogo y los acuerdos en beneficio de la ciudadanía, confirmando su compromiso de mantener el cuidado, de que la seguridad de Cuernavaca genere un clima de estabilidad, desarrollo y tranquilidad , aseguró en un comunicado el gobierno municipal de Cuernavaca.

Afirmó que Blanco vigilará de manera puntual que la coordinación entre gobierno federal, estatal y municipal se lleve a cabo y no exista justificación alguna sobre la seguridad de los ciudadanos de Cuernavaca .

El gobierno de Cuauhtémoc Blanco afirmó que está privilegiando el diálogo y los acuerdos en beneficio de la ciudadanía, confirmando su compromiso de mantener el cuidado, de que la seguridad de Cuernavaca genere un clima de estabilidad, desarrollo y tranquilidad .

La decisión de dejar la seguridad en manos del municipio se dio también un día después de que el gobierno del estado solicitara a Blanco un intercambio de diálogo y coordinación, en estos momentos en que hay grupos que buscan generar temor y desestabilizar la convivencia pacífica en el estado de Morelos .

El gobernador de Morelos, Graco Ramírez, afirmó que no permitirá que la delincuencia acobarde a los ciudadanos, por lo que unidos sacarán a los criminales de la entidad y destacó que en estos días difíciles ha actuado sin titubeos y con el respaldo del presidente Enrique Peña Nieto.

En el abarrotado Auditorio Petroquímicos, donde firmó el acuerdo por un Morelos sin pobreza junto al secretario de Desarrollo Social, José Antonio Meade, Graco Ramírez tomó la palabra y enseguida solicitó un minuto de aplausos para la alcaldesa de Temixco, Gisela Mota Ocampo, asesinada el pasado 2 de enero y advirtió que este crimen no quedará impune.

En clara referencia a los ?desacuerdos que ha tenido con el alcalde de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco, el gobernador dijo que quienes son electos a un puesto de elección popular no se les ha puesto para confrontar ni para hacer lo que quieran .

Quien es elegido debe saber que no fue elegido para hacer lo que quiera, que fue elegido para cumplir con la ley, para servir por igual a todos y que fue elegido para defender a todas y a todos , exclamó.

Diputados

Exhortan a la PGR a investigar asesinato de Gisela

La Comisión Permanente del Congreso de la Unión condenó el asesinato de Gisela Raquel Mota Ocampo, presidenta municipal de Temixco, Morelos, ocurrido a escasas horas de haber asumido el cargo; sus integrantes le brindaron, de pie, un minuto de silencio.

A través de un punto de acuerdo aprobado por unanimidad, diputados federales y senadores exhortaron al gobierno de Morelos a reforzar y mantener la coadyuvación y coordinación con las autoridades federales en la investigación y esclarecimiento del crimen. Solicitaron también a los órganos de procuración de justicia, entre otros a la PGR, castigar con todo el rigor de la ley a los responsables del artero crimen para así evitar que quede en la impunidad. (Rolando Ramos)

[email protected]