Cancún, Quintana roo. La violencia provocada por el narcotráfico a instancias del consumo estadounidense y el tráfico de armas y dinero amenazan la democracia hemisférica y requieren respuesta inmediata y coordinada, coincidieron ayer el presidente Felipe Calderón y el general Óscar Adolfo Naranjo Trujillo, director de la Policía Nacional de Colombia.

Al ser los principales oradores en la Primera Consulta Técnica para Desarrollar el Esquema Hemisférico contra la Delincuencia Organizada, destacaron que se requiere frenar a los criminales que utilizan las fronteras como trincheras y ponen en riesgo los valores para implantar el materialismo puro .

El crimen organizado deber ser visto como una amenaza a la seguridad y a la democracia, la más peligrosa -quizá- en nuestros días, en nuestro continente(...) es un mal que no reconoce nacionalidades y que lastima a nuestras sociedades... . El Mandatario exhortó a los 33 fiscales a fomentar la coordinación, porque no podemos enfrentar a la delincuencia organizada desorganizados, particularmente a las que se dedican al tráfico de drogas y a la violencia en el hemisferio .

El Presidente puntualizó que las redes trasnacionales del crimen amenazan a nuestras democracias, el crecimiento y desarrollo de nuestras naciones, convirtiéndose en un obstáculo para empresas al provocar que algunas de éstas cierren y tengan que despedir al personal .

Pidió a los gobiernos del continente exigir a Estados Unidos que acabe con la venta de armas, con que los criminales han sembrado la muerte en nuestros países , mientras se consolida el Esquema Hemisférico.

El general Óscar Adolfo Naranjo externó su confianza en que no haya otra reunión técnica, sino que el mecanismo sea una realidad, porque el narcotráfico no es sólo un tema de salud pública, reducir el consumo se trata fundamentalmente, de proteger y preservar valores y el principio democrático .

Luchar contra el narcotráfico significa contener la intencionalidad y al propio criminal de montar valores para convertirlos en antivalores, para que nuestros pueblos no vivan esclavizados por lo propio del materialismo puro que significa la acumulación del poder económico , finalizó.

politica@eleconomista.mx