México.- Santiago Creel reprobó la "guerra sucia" y conductas como la compra y coacción del voto, pero consideró que con voluntad política es posible limpiar la elección y "cubrir los agujeros" que permitan nivelar la "cancha" y frenar cualquier intento de intervención errónea o equivocada en la contienda interna.

Al cerrar su precampaña electoral, Creel Miranda dijo que denunciará "con las armas de la ley" las irregularidades en la elección de este domingo, por lo que llamó a funcionarios públicos a que lo piensen antes de "meter la mano" pues ello podría dividir al partido.

"Repruebo y condeno lo que estoy viendo que difunden los medios de comunicación. *Cómo está eso de que una delegada está coaccionando a favor de un precandidato o que se estén dando despensas? Pues si era eso lo que estábamos combatiendo todos los días a lo largo de toda nuestra historia", expresó.

En cuanto a si aceptará el resultado en caso de presentarse irregularidades en la jornada de este domingo el senador con licencia dijo: "solamente que la cancha esté pareja y que tengamos árbitro imparcial y el voto sea libre".

Tras aceptar por vez primera que a lo largo de la precampaña "hubo obstáculos" para sacarlo de la contienda, sentenció: "si mancillan un voto, nos mancillan a todos".

Admitió que "obstáculos ha habido todos los días. Una y otra vez me quisieron sacar de la contienda pero no me conocían, no sabían con quién se estaban enfrentando, no sabían que aquí había carácter y determinación".

En el acto, al que asistieron más de 1,000 militantes panistas, Santiago Creel se dijo orgulloso de que durante los 45 días de proselitismo en todo el país en busca del voto de sus correligionarios llevó a cabo una campaña limpia y austera.

"Fue una campaña libre, lo digo con orgullo, fue una campaña limpia, histórica, que se estuvo construyendo todos los días, por un voto libre panista", afirmó.

Presumió que "fue una campaña austera, con pocos recursos, donde se cuidó cada peso. Fue una campaña no de dinero, sino de ideas, he podido hacer propuestas, propuestas sin ataduras".

Respecto si aún se puede "limpiar" la elección, consideró que "siempre es posible a condición de que exista la voluntad para ello".

Creel destacó que además, a diferencia de sus adversarios Josefina Vázquez Mota y Ernesto Cordero, es el único que no recibió ninguna denuncia en su contra.

Opinó que todavía "hay tiempo para hacer una contienda limpia" y que ello es responsabilidad de la Comisión Nacional de Elecciones, de la dirigencia nacional y de la militancia.

En ese marco subrayó que no permitirá ninguna irregularidad este domingo; "si alguien quiere intervenir de mala manera que lo piense dos veces porque una intervención amañada va a dividir al partido y que quede constancia que lo digo cuando todavía hay tiempo para hacer una contienda limpia".

Acompañado por sus principales colaboradores y su familia, Creel ofreció que de ganar la candidatura de su partido y posteriormente la Presidencia de la República su gobierno no dividirá a los mexicanos, "por eso estoy aquí y pido el voto libre".

También asistió Humberto Aguilar Coronado, quien funge como coordinador de campaña; el ex gobernador de Querétaro, Ignacio Loyola Vera; José Luis Durán Reveles, candidato a senador y ex alcalde de Naucalpan, así como los diputados locales Federico Manzo y Jorge Palacios, entre otros.

BVC