El diputado federal y aspirante a la dirigencia nacional del PAN, Marko Cortés, llamó a la reconciliación y la unidad al interior de ese partido. Afirmó que sólo así podrá será “un dique de resistencia" ante el nuevo gobierno, “cuando se vean amenazadas las instituciones, el equilibrio de poderes y la democracia”.

“Más allá de las diferencias partidistas, nuestro partido tendrá siempre la mirada puesta en mejoras las condiciones de vida de los mexicanos y por ello es fundamental generar las condiciones de reconciliación y de unidad al interior de nuestra organización política, para así mostrar fortaleza a la hora de defender os intereses de los ciudadanos”, aseveró.

Luego de la reunión del Consejo Nacional del PAN para preparar el relevo de dirigencia nacional, Marko Cortes afirmó que ante el nuevo escenario político en el país, el PAN está llamando a servir a México desde la oposición y desde los gobiernos estatales y municipales.

Para ello, añadió, es indispensable la unidad y la reconciliación al interior del partido. Señaló que México es diferente, y exige nuevas formas de hacer política; “ante un cambio de era que nos obliga a actuar con mayor creatividad y cercanía con los ciudadanos”, afirmó.

Expresó que el nuevo gobierno encontrará colaboración del PAN en todos aquellos aspectos que mejoren las condiciones de vida de las personas, pero será una oposición firme cuando se trate de defender libertades y los derechos de los mexicanos; “seremos un dique de resistencia cuando se vean amenazadas las instituciones, el equilibrio de poderes y la democracia”, refirió.

jmonroy@eleconomista.com.mx