Sería una catástrofe no continuar con los planes medioambientales establecidos por el gobierno y sociedad durante el sexenio saliente, advirtió el secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Juan Rafael Elvira Quesada.

Durante la entrega de certificados de Escuelas Verdes, efectuado en el Parque Bicentenario, uno de sus últimos actos como secretario de Medio Ambiente, Elvira Quesada expresó que la próxima administración presidencial debe tomar en cuenta una necesaria redistribución del presupuesto a los diversos programas medioambientales para obtener mejores avances y dar continuidad con las metas internacionales.

No es duplicar la cantidad de presupuesto, sino reasignarlo de manera adecuada y sí, seguir manejando un presupuesto en 10, en 15% más , dijo en entrevista.

Afirmó que la administración del presidente Felipe Calderón ha mostrado más de 90 programas al equipo de transición del mandatario electo, Enrique Peña Nieto, pidiendo específicamente por aquellos programas de reciente establecimiento y por aquellos que, a través de la Comisión Nacional del Agua, promueven el usos sustentable del agua y los que inculcan en los menores educación medioambiental a través de los planes de estudio y libros de texto.

Agregó que solicitó también mayor presupuesto durante el 2013 a las dependencias del ramo como la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, la Comisión Nacional de Áreas Protegidas y programas de educación ambiental.

Como uno de los mayores pendientes que quedaron para la próxima administración, el Secretario destacó el programa de remediación de sitios contaminados, pues no cuenta con presupuesto. Ahí hay una tarea muy importante de la Cámara de Diputados para impulsar , enfatizó.

ana.langner@eleconomista.mx