A tres meses de que el magisterio disidente lanzara el paro nacional de labores en contra de la implementación de la reforma educativa, la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) reanudó en Oaxaca los bloqueos carreteros en distintos puntos.

Este día, las acciones desplegadas para presionar la mesa de negociación que reanudará la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) con la Secretaría de Gobernación alcanzaron a los centros comerciales, bancos y oficinas gubernamentales.

Los acuerdos para el desarrollo de tales actividades se acordaron el pasado domingo en la Asamblea de la Sección 22 con el apoyo de distintas organizaciones sociales.

Entre las oficinas gubernamentales a las que impidieron el acceso está Ciudad Administrativa, inmueble desde donde despacha el gobernador, Gabino Cué Monteagudo, y donde además se alojan otras dependencias estatales.

Los maestros cerraron los accesos al Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), además de realizar un mitin afuera de las instalaciones de los juzgados federales para exigir la liberación de los presos políticos pertenecientes al magisterio y a organizaciones sociales.

Entre las principales vías que bloquearon los docentes se encuentran la Supercarretera, en las inmediaciones del municipio de Nochixtlán, en la autopista 135-D en la región mixteca, y una más en el municipio de Pinotepa Nacional.

Detenciones en Michoacán

Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública de Michoacán detuvieron a 38 supuestos normalistas durante un operativo, para evitar que los estudiantes bloquearan las autopistas de Occidente y Siglo XXI, a la altura de la caseta de Ecuandureo.

El operativo estuvo encabezado por el subsecretario de Seguridad Pública, Carlos Gómez Arrieta, quien comentó que a los detenidos les fueron decomisados artefactos explosivos.

Alejandro Toledo, integrante la Organización de Normales Oficiales del Estado de Michoacán, dijo que con el propósito de detenerlos, agentes antimotines dispararon contra los neumáticos de un autobús de pasajeros y dos camionetas que utilizaban para trasladarse, lo cual fue negado por la SSP de Michoacán.

En un comunicado, esa dependencia refirió que unas 100 personas que se dijeron estudiantes normalistas llegaron a bordo de un autobús y dos camionetas que previamente habían secuestrado al kilómetro 347 de la autopista de occidente Morelia-Guadalajara, y tras descender de las unidades intentaron bloquear esa vía de comunicación.

La dependencia informó que durante el operativo fueron aseguradas las unidades en las que se transportaban y aseguraron los artefactos explosivos que portaban.

Así como en su momento lo hicieron los autodefensas, ahora también hay grupos radicales apoyando estas acciones , dijo el gobernador michoacano, Silvano Aureoles Conejo.

politica@eleconomista.mx